La escena tiene lugar mientras un grupo de niñas cuelga unos carteles a favor de la votación en el referéndum independentista con el lema “Votem per ser lliures”. Una mujer graba esta conversación que pone de manifiesto cómo el separatismo cala desde la infancia en Cataluña.

Publicidad

Pregunta.-¿Ustedes sabéis lo que significa esto?
Respuesta.-Queremos votar para ser libres, para ser independientes.

P.-¿Pero sabéis lo que significa eso?
R.-Independientes, sí

P.-Es una fiesta, ¿no?
R.-Bueno, fiesta… [Es] como decirle a Rajoy que queremos ser como un país.

P.-¿Te lo han dicho en el colegio?
R.-No, mis padres.

P.-¿Cuántos años tienes tú?
R.-Nueve.

P.-Entonces queréis ser libres. ¿Vais a votar vosotras también?
R.-No, es para mayores de edad.

P.-Y si pudiérais, ¿qué votaríais?
R.-El ‘sí’.

P.-¿El ‘sí’ a qué?
R.-A la independencia.

P.-¿Sabéis qué es la independencia?
R.-No estar manipulado por otros, ser más libres… ¿No?

El vídeo ha corrido como la pólvora por las rede sociales en las últimas horas. Precisamente este miércoles, la Unión de Oficiales de la Guardia Civil ha condenado “la utilización política de niños” a los que, a su juicio, se está movilizando para participar en concentraciones y actos de apoyo al referéndum.

En concreto, la asociación ha denunciado que en los institutos de Olot (Gerona) se ha pasado desde los centros una circular a los padres para que den su permiso firmado para que sus hijos pudieran acudir a una manifestación ante el Ayuntamiento para “defender la democracia y la libertad”.

“Los últimos hechos respecto al 1-O no nos han dejado indiferentes, por lo que hemos decidido organizarnos y movilizarnos desde las aulas”, señala la circular, sin membrete algunos, y en el que hay un espacio para dar los datos de los padres de los estudiantes y su firma para autorizar la salida a la manifestación.

En opinión de la asociación de guardias civiles, “el adoctrinamiento en ideas anticonstitucionales y antidemocráticas recuerda desgraciadamente a épocas en las que bajo el paraguas fascista de la alienación se cometían crímenes contra la humanidad”. Por ello, han solicitado que “se normalice y se revise quién enseña y qué se enseña a los niños”.

Publicidad

Comentarios