Las fiestas de San Fermín arrancan este jueves con el tradicional ‘chupinazo’ y desde el Ayuntamiento de Pamplona y el Gobierno de Navarra han lanzado una campaña para evitar que, como en años anteriores, se produzcan agresiones sexistas.

Publicidad

El Ayuntamiento ha dejado claro de que “no tolerará y perseguirá” ese tipo de conductas para que las de este año sean unas fiestas en las que “las mujeres puedan disfrutar de forma libre, con seguridad y en igualdad”.

El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, ha firmado el bando municipal en el que apela al espíritu cívico de pamploneses y visitantes, a los que insta también su colaboración para el buen desarrollo de las fiestas.

El alcalde ha dicho que desde hace unos años se ha extendido “la francachela”, que algunos traducen por juerga durante nueve días con “vino y mujeres”, y que Pamplona se convierte en una ciudad “en la que todo vale”, a lo que los tour operadores han contribuido, pero los Sanfermines son “mucho más y otra cosa bien distinta”.

Así, ha pedido a las peñas y otros colectivos que hagan un esfuerzo para luchar “contra esa lacra de los ataques sexistas”, una situación que, según ha dicho, ha mejorado gracias, entre otras cosas, a la acción de la Policía Municipal.

El alcalde no se ha referido a la violación múltiple del año pasado durante los Sanfermines, pero ha animado a las mujeres a denunciar las agresiones sexuales.

En colaboración con el Gobierno de Navarra, se ha habilitado una página web que muestra “la esencia” de las fiestas y contiene un protocolo a seguir ante una posible agresión. Además, ya desde el mismo cartel de entrada a Pamplona se anuncia que esta ciudad “no tolera las agresiones sexistas”, mensaje que está en otros puntos de la capital navarra.

La Policía Nacional y la Guardia Civil, a través de sus respectivas cuentas de Twitter, también animan a disfrutar de las fiestas, pero “con respeto”.

Publicidad

Comentarios