Paco, Ana María, Elke o Luca son sólo cuatro de las 14 vidas que se cobraron los terroristas en Barcelona en Cambrils el pasado jueves durante los atentados. Algunos murieron por proteger a su familia, otros estaban disfrutando de la ciudad como turistas… pero todos inocentes víctimas de la barbarie terrorista.

Publicidad

Poco a poco, se van conociendo las identidades de los 14 fallecidos en los atentados de Barcelona y de Cambrils. Algunos de ellos murieron por intentar salvar a su familia. Otros por no poder reaccionar a tiempo. Y todos por estar en el momento equivocado en el lugar incorrecto, pasando a formar parte de una lista que entrará en la historia negra de la barbarie terrorista.

Francisco Lopez Rodriguez. Para sus amigos y familia, Paco. Un hombre granadino afincado en la localidad catalana de Rubí desde pequeño. Se encontraba con cuatro miembros de su familia. Entre ellos su mujer, una sobrina y los hijos de ésta. Paco, de 56 años, se hacía una foto junto a ellos solo instantes antes del atentado. Murió en el acto. Su mujer aún permanece herida grave.

Paco López con su mujer y sus dos sobrinos-nietos poco antes del atentado
Paco López con su mujer y sus dos sobrinos-nietos poco antes del atentado

Xavi Martínez. Sobrino de Paco, paseaba por La Rambla con su madre, su hermana mayor y sus tíos. El pequeño fue una de las primeras víctimas confirmada, aunque no fue hasta horas después que se conoció su identidad. En pequeño iba en brazos de su tía cuando la furgoneta les embistió. Su madre logró salvar a su hermana mayor al ver aparecer la furgoneta. Aunque su tía intentó lo mismo con él, ambos no pudieron evitar ser arrollados.

Elke Vanbockrijck. De nacionalidad belga, esta empleada de correos de 44 años se encontraba en Barcelona con su marido, militar, y con sus dos hijos, de 11 y 14 años. Fueron los medios belgas los que pusieron nombre y rostro a su persona, tras confirmar el ministro de Exteriores del país que entre las personas fallecidas había una compatriota.

Elke Vanbockrijck  con su marido y sus hijos
Elke Vanbockrijck con su marido y sus hijos

Ana María Suárez. Murió en Cambrils. Natural de Zaragoza, estaba en la localidad catalana con su marido y su hermana, ambos heridos en el atentado. Fue ingresada con vida pero muy grave, no pudieron superar las heridas y falleciendo en el hospital horas después.

Bruno Gulotta. De nacionalidad italiana, a sus 35 años estaba de vacaciones en Barcelona con su familia. Su mujer ha sido quien ha confirmado su muerte a la empresa para la que trabajaba en Milán. Ella misma ha relatado cómo junto a sus dos hijos, un niño de cinco años y un bebé de unos meses, paseaban por La Rambla cuando se vieron sorprendidos por la furgoneta. Bruno llevaba a su hijo mayor de la mano e, intentando salvarle, no pudo evitar su propio atropello, muriendo en el acto delante de su mujer.

Luca Russo. También italiano, de 25 años, y también de vacaciones. Iba junto a su novia, que ha resultado herida, aunque no de gravedad.

 

Bruno Galotta y Luca Russo
Bruno Galotta y Luca Russo

Jured Tucker. Estadounidense, de 42 años, en los primeros momentos se encontraba entre los desaparecidos tras el atentado. Su familia removió cielo y tierra en las redes para dar con él. Poco después, se confirmaba su fallecimiento. El turista americano estaba de vacaciones con su mujer, Heidi, pero poco antes del atentado se separaron. Él tenía que ir al baño mientras ella se quedó comprando unos souvenirs.

Jared Tucker y su mujer, Heidi
Jared Tucker y su mujer, Heidi

Además, Portugal ha confirmado una fallecida lusa en el atentado aunque su identidad no ha trascendido aún. También otros muchos países han informado de heridos graves y desaparecidos tras los atentados. La cifra de muertos se mantiene en 14, pero podría aumentar en las próximas horas dada la gravedad de algunos de los heridos.

Publicidad

Comentarios