El Parlamento catalán ha vuelto a saltarse al Constitucional para, esta vez, reconocer de manera simbólica a Puigdemont y al 1-O.

Publicidad

Los independentistas han aprobado así una resolución que reconoce simbólicamente la “legitimidad” de Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat. Abren así la puerta a la creación de un Gobierno. La sola admisión a trámite de la resolución ya supone saltarse al Constitucional. El presidente del Parlament, Roger Torrent, se juega así una futura imputación.

Como era de esperar, el reconocimiento a Puigdemont ha sido aprobado con los votos de los independentistas y la abstención de los ‘comunes’. Los partidos constitucionalistas no han participado en la votación.

Mientras tanto, se espera que Puigdemont lance un mensaje este mismo jueves desde Bruselas. En él podría hacerse a un lado y favorecer así la formación del Gobierno.

El Parlamento catalán también ha reafirmado al referéndum ilegal pero no así la DUI. Aunque en un primer texto, la CUP exigía retomar la declaración unilateral de independencia, después han decidido rebajar el tono. Algo que no librará a Torrent de poderse enfrentar a los tribunales.

 

Publicidad

Comentarios