Pedro Sánchez ha tomado ya su primera gran decisión. El presidente del Gobierno ha dado orden de preparar el puerto de Valencia para acoger al ‘Aquarius’, con más de 600 inmigrantes a bordo. “Es nuestra obligación”, ha dicho.

Publicidad

Poco ha tardado Pedro Sánchez en tener que tomar su primera gran medida en el Gobierno. El presidente ha dado orden de disponerlo todo para acoger al barco ‘Aquarius’ en Valencia. “Es nuestra obligación”, ha explicado en su cuenta de Twitter.

La vicepresidenta, Carmen Calvo, ha sido la encargada de hablar con el presidente valenciano, Ximo Puig, para informar y consensuar la llegada del barco. El Gobierno de Sánchez ofrecía así a la ONU que Valencia sea el “puerto seguro” en el que pueda atracar el barco ‘Aquarius’. En él viajan más de 600 inmigrantes, entre ellos más de un centenar de menores.

Las autoridades italianas impedían que el barco atracara en costas italianas. Mientras, Malta también intentaba desentenderse.

La nave de la organización humanitaria Sos Mediterranée recogió a los náufragos en aguas de Libia. Desde entonces, se encuentran a la deriva en el Mediterráneo, tras decidir el primer ministro del país, Matteo Salvini, el acceso a los puertos de Italia.

Tras conocer la situación, Pedro Sánchez tomaba la decisión de ofrecer Valencia como puerto seguro. La cuenta oficial de Moncloa en Twitter adelantaba que se trataba de una medida “por razones humanitarias”.

Por su parte, Ximo Puig explicaba en dos tuits que Valencia está encantada de servir a este cometido. En un primer mensaje, confirmaba su conversación con Calvo y su predisposición a abrir el puerto valenciano.

En un segundo tuit, Puig se felicitaba por ser la imagen “de la acogida, la solidaridad y la dignidad en Europa”.

Europa aplaude la medida, Twitter se divide

Desde la Comisión Europea aplaudían la respuesta de Pedro Sánchez a lo que se ha denominado crisis humanitaria.

Daban “la bienvenida” a la decisión y aseguraban que es “verdadera solidaridad puesta en práctica tanto con estas personas desesperadas y vulnerables como con los demás Estados de la UE”.

Los usuarios de Twitter, por su parte, se dividen entre quienes apoyan la medida y los que critican que sea España el país de acogida.

Publicidad

Comentarios