Un vídeo de Pedro Sánchez presuntamente borracho ha corrido como la pólvora en las últimas horas. En realidad se trata de un montaje usando las imágenes de una entrevista que concedió en 2015.

Publicidad

Pedro Sánchez ha sido la última víctima de uno de los bulos que inundan las redes sociales. El presidente del Gobierno ha visto cómo ha sido manipulada una entrevista que concedió a la periodista Esther Palomera para ‘El HuffPost’ en septiembre 2015 para acusarle de estar “borracho”.

La voz del líder del PSOE se ha ralentizado en los momentos en los que responde a las preguntas de la periodista para dar así la impresión de que está ebrio. En sus respuestas, Pedro Sánchez habla de sus vacaciones en Mojácar, el precio de un café, o su postura sobre legalizar la prostitución la marihuana.

El vídeo manipulado ha corrido como la pólvora en los últimos días a través de WhatsApp o Twitter. Fue subido a YouTube el pasado 9 de junio por el usuario Famosos Borrachos.

Publicidad

Comentarios