La ANC y Ómnium están pidiendo en Twitter dinero para librar de la multa a Artur Mas y cía. Ambas entidades han lanzado una campaña para que los independentistas aporten su dinero a una caja de solidaridad que crearon hace unos meses a fin de asumir la sentencia del Tribunal de Cuentas.

Publicidad

Aunque hace ya unos meses que la llamada ‘Caja de la solidaridad’ está disponible, la sentencia del Tribunal de Cuentas de este pasado martes ha multiplicado los mensajes en Twitter pidiendo el dinero necesario para que Artur Mas y sus 10 esbirros condenados no tengan que pagar por la consulta ilegal del 9-N, dejando que sean los ciudadanos, con sus aportaciones, los que costeen el referéndum.

“Contra la estrategia del miedo de un estado beligerante y antidemocrático, respondemos con dignidad y solidaridad”, escribían en el perfil oficial de Twitter de la ANC, comenzando así una campaña para recaudar dinero para Mas.

El presidente de la entidad, Jordi Sánchez, además, también lanzaba varios tuits en su cuenta personal en los que criticaba la decisión del Tribunal de Cuentas y pedía la colaboración de todos los independentistas para evitar que Mas y compañía carguen con unos costes que no consideran justos. Así, aseguraba que “cualquier persona perseguida y multada por poner urnas tendrá todo nuestro apoyo” y que “entre todos asumiremos y construimos un país libre”.

En Twitter, Ómnium Cultural ha evitado pedir dinero, aunque participan activamente a través de sus miembros en esta ‘caja de solidaridad’. Son muchos los que han compartido tuits al respecto, animando a otros independentistas a dejar su aportación o confirmando que ellos ya han hecho la suya propia.

La ‘caja de solidaridad’ ha recaudado ya 450.000 euros, que tendrán que llegar a los 5,12 millones si se quiere impedir que Artur Mas y cía paguen de su bolsillo el coste de la consulta ilegal del 9-N. ANC y Ómnium ya están pensando en hacer algún tipo de acción en la Diada para recaudar más fondos.

En la página de la ‘caja solidaria’ se puede hacer una aportación a través de la misma web o con una transferencia bancaria. En la misma, las entidades independentistas aseguran que con este dinero se pretende hacer frente “a las represalias económicas que reciben personas físicas como consecuencia de actuaciones enmarcadas en el proceso de independencia”. Entre los auditores externos, tres expresidentes del Parlamento catalán, Joan Rigol, Ernest Benach y Núria de Gispert.

Publicidad

Comentarios