Mientras la Fiscalía anuncia que se querella contra todo el Gobeirno catalán y que ordenará incautarse urnas y papeletas, amenazan también con penas de cárcel para cualquiera que participe en la organización del 1-O. Una solución que muchos han pedido ya en Twitter.

Publicidad

Tras aprobarse la Ley del Referéndum y convocarse oficialmente la consulta, muchos son los que se preguntan por qué Carles Puigdemont y el resto del Gobierno catalán no está ya en la cárcel. En Twitter, son muchos los que claman la pena de prisión como solución al 1-O y su celebración, impidiendo que se puedan sacar las urnas a los colegios.

Algunos tuiteros coinciden en señalar al Gobierno catalán como golpistas contra un Estado a cuyas leyes no quieren someterse. Algo que está penado con la cárcel.

Otros no llegan a explicarse cómo puede haber penas de prisión para alguien que insulta en las redes sociales pero que quien “insulta a todos los españoles” y se salta la ley de manera pública y notoria sigue en la calle libremente.

A la petición de cárcel para Puigdemont algunos suman multas millonarias, al estilo de la impuesta a Artur Mas y sus esbirros. Y otros tuiteros apremian a llevarles a prisión no sólo para evitar el 1-O sino como solución a que el conflicto vaya a más.

Tras dejar claro que lo sucedido en el Parlamento catalán es un golpe de Estado en sí mismo, algunos recordaban que otros golpistas como Tejero fueron a la cárcel por el mismo delito.

Lo cierto es que la cárcel podría ser el destino de Puigdemont si llega a ser condenado, después de que la Fiscalía haya avisado de que cualquiera que participe en la organización del ilegal 1-O podría tener pena de prisión. Eso si los tribunales dictan sentencia ejemplar, ya que muchos reclamaban ya cárcel para Artur Mas en un juicio que finalmente se quedó en inhabilitación y multa millonaria que algunos pretenden que paguen los ciudadanos con sus aportaciones. 

De momento, la Fiscalía ha anunciaba que se querellará por la vía criminal contra la Mesa del Parlamento catalán que aprobó la tramitación de la Ley del Referéndum, informando que además se presentará contra todos los miembros del Gobierno catalán que firmaron de madrugada el decreto de referéndum.

Además, la Fiscalía ha dado instrucciones para investigar a cualquiera que colabora en la organización del 1-O, labor que llevará a cabo la Policía, la Guardia Civil y los Mossos. Se les imputarán al menos tres delitos: desobediencia, prevaricación y malversación de caudales público, siendo éste último el que implica penas de cárcel.

Publicidad

Comentarios