El PNV ahora quiere también un referéndum separatista. El partido ha anunciado que apuesta por el derecho a decidir y una relación bilateral con el Estado, incluyéndolo en su programa.

Publicidad

La reforma del Estatuto de Guernica ha entrado este miércoles en su fase definitiva. Y el derecho a decidir constituye, sin duda, su principal obstáculo. Sobre todo, después de que todos los partidos parlamentarios vascos hayan desvelado qué papel jugarán en la lucha por la autodeterminación, dividiendo a la Cámara.

Mientras EH Bildu tenía clara su postura, la del PNV era una incógnita hasta ahora. Los nacionalistas vascos han propuesto finalmente que se ahonde en la relación bilateral con el Estado, a fin de buscar un nuevo estatus político a través de la negociación.

El PNV propone una “nueva forma de vinculación con el Estado español” basada “en el pacto y el reconocimiento de la realidad nacional de ambas partes”. Insistiendo, eso sí, en “atender al principio de legalidad”.

El partido nacionalista vasco propone que el nuevo texto del Estatuto exprese que “Euskal Herria es un pueblo con identidad propia” que está “asentado geográficamente en siete territorios”. Uncluyen así no sólo al País Vasco sino también a Navarra y al País Vasco francés.

Referéndum

Además de querer un nuevo marco político de la relación que entienden “Euskadi-Estado”, no descartan un referéndum separatista que pudiera refrendar el Estatuto nuevo. El PNV apela a la “voluntad del pueblo vasco”.

Publicidad

Comentarios