El PP pondrá encima de la mesa un pacto con Cs y PSC para evitar la investidura telemática de Puigdemont. Una idea que ha tachado de “burla” a los catalanes y al resto de españoles.

Publicidad

Si hace un par de días el PP asegura que haría todo lo posible por evitar que Puigdemont fuera presidente, este martes se reafirma. En rueda de prensa, Martínez Maíllo ha calificado de “burla” la idea del expresidente catalán de querer ser investido de manera telemática.

Para ello, lo primero es llegar a un pacto con Cs y PSC. El PP planteará un acuerdo a fin de evitar que Puigdemont sea presidente desde Bruselas.

“Cualquier acuerdo de independentistas que suponga un gobierno independentista es una mala noticia, y si además se hace, como parece que se pretende, de manera ilegal, burlando las propias leyes catalanas, retorciendo el reglamento del propio Parlament, donde es fundamental la presencia del candidato, para que exponga su propuesta… los constitucionalistas tendremos que tomar las decisiones que tengamos que tomar en aras a intentar impedir por todos los medios que se vuelva a cometer una nueva ilegalidad burlando y retorciendo el reglamento y las leyes que los propios catalanes se han dado”, ha dicho Maíllo.

La dirección del PP ha calificado de “burla, escándalo y huida hacia adelante” la iniciativa de Puigdemont. Sobre todo, tras la opinión unánime de los juristas, que coinciden en que el reglamento del Parlamento catalán no permite hacerlo.

El PP ya ha adelantado que acudirá “donde haga falta” para evitar que ERC y Junts Per Catalunya enmienden el reglamento. Al igual que los ‘populares’, el PSC también pondrá todos los medios a su alcance para impedir un nuevo salto al reglamento del Parlament.

“Dar la cara”

Además, Martínez Maíllo ha insistido en que Puigdemont tiene que volver a España, “dar la cara y asumir su responsablidad”.

Algo que el expresidente catalán no tiene pensado hacer a menos que sea investido presidente de la Generalitat.

Publicidad

Comentarios