El opositor venezolano Antonio Ledezma ya está en España. Tras una huida “peliculesca” desde Venezuela, el político llegaba a Madrid asegurando sentirse “libre” por primera vez en años. Y así lo ha compartido con su primer tuit en libertad, en el que asegura que lo mejor era luchar desde fuera.

Publicidad

Después de escapar del arresto domiciliario al que estaba sometido, Antonio Ledezma, exalcalde de Caracas, llegaba al aeropuerto de Madrid-Barajas pletórico y asegurando sentirse “libre”, a la que vez que anunciaba que se reuniría de inmediato con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. 

“Hoy cuando llego a España me siento libre. El trato de la gente en el avión, tanto en Colombia como aquí, se siente como un trámite a una persona de un pueblo que está sufriendo demasiado”, ha dicho Ledezma nada más aterrizar. “Venezuela no está al borde del abismo sino metida en el abismo”, apostillaba después ante los periodistas.

Instantes más tarde, Ledezma lanzaba su primer tuit en libertad total tras escapar de Venezuela. En él, su equipo recogía en vídeo algunas de sus declaraciones a los medios tras poder salir del país.

Después de años “de terribles injusticias”, Ledezma aseguraba en su mensaje en Twitter que será “más útil en los países libres defendiendo la libertad de Venezuela y la de los presos políticos” y agradecía el apoyo de todos.

En el vídeo que acompañaba el tuit, Ledezma reconocía que había sido una huida “peliculesca”, ya que había tenido que pasar casi una treintena de controles de policía y agentes del Gobierno. También explicaba que ni su mujer ni sus hijas sabían de su paradero hasta encontrarse a salvo y agradecía a Dios haber podido escapar.

“Espero que el pueblo lo entienda, porque ya es hora de que entendamos que con la conciencia de un pueblo no se juega y con sus ideales tampoco”, expresaba antes de despedirse de los medios.

El opositor venezolano escapaba de Venezuela de madrugada para llegar a Colombia primero y coger un vuelo a Madrid después. Ledezma ha querido recalcar, además, que los presos políticos venezolanos no se fugan, “se liberan a sí mismos”.

Detenido en 2015 en su despacho de la Alcaldía de Caracas y acusado de urdir un plan para matar a Nicolás Maduro, pasó preso cuatro meses en la cárcel de Ramo Verde, logrando después el arresto domiciliario por motivos de salud. El pasado mes de agosto era detenido de nuevo y llevado a prisión por violar las condiciones de su arresto en casa, que implicaban no hacer declaraciones políticas, pero fue devuelto de nuevo a su domicilio. Hasta ahora, que ha logrado escapar.

Publicidad

Comentarios