El PSOE se reúne de urgencia para acordar si presenta una moción de censura contra Mariano Rajoy. La mayoría de la Ejecutiva se inclina por dar el paso, pero algunas federaciones piden que no dependa del voto de los independentistas.

Publicidad

La Ejecutiva Federal del PSOE se reúne de urgencia a partir de este viernes para acordar si presenta una moción de censura contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tras la sentencia del ‘caso Gürtel’ que condena al PP como partícipe a título lucrativo de esta trama de corrupción.

La mayor parte de los integrantes de la Ejecutiva Federal, compuesta por medio centenar de personas, son partidarios de dar este paso al considerar que no se puede mantener en el Gobierno un partido condenado por corrupción, han señalado a Europa Press fuentes de la dirección del partido.

La decisión final del partido no es sencilla sobre todo por el contexto de crisis territorial en Cataluña, pero al mismo tiempo tiene como precedente importante la moción de censura que el PSOE presentó hace unas semanas contra la presidenta de Madrid, Cristina Cifuentes, por las irregularidades de su máster. El debate en el seno de la formación radica en que si el PSOE juzgó de relevante para una moción el problema del máster de Cifuentes más motivos hay por una sentencia que condena al PP como partido.

Desde algunas federaciones socialistas se defendía abiertamente este jueves la necesidadde anunciar una moción de censura. La primera en hablar públicamente fue la secretaria general de los socialistas navarros, María Chivite.

A través de su cuenta en Twitter, reveló que le había transmitido a Sánchez que considera “inasumible en un sistema democrático tener al frente del gobierno a un partido condenado por corrupción”. “Necesitamos represtigiar las instituciones, fortalecer la democracia. #Mociondecensura”, escribió en su mensaje en la red social.

En la noche del jueves, también el secretario general del PSOE de Asturias, Adrián Barbón, se ha mostrado partidario de la moción. “Creo que es la hora de presentar la moción de censura. Todo mi apoyo para que así sea. Está en juego la dignidad del país”, ha defendido en su cuenta de Twitter.

Antes de ellos, la dirección del partido se expresó a través de un escueto comunicado en el que tildaba de “inaceptable” la respuesta del Gobierno y el PP a la sentencia del ‘caso Gürtel’, que “implica políticamente” a Mariano Rajoy.

Tras conocer el fallo, Moncloa subrayó que los hechos a los que se refiere el fallo “no afectan en modo alguno” al Ejecutivo que preside Mariano Rajoy, mientras que el coordinador general del Partido Popular, Fernando Martínez-Maillo, tildaba la sentencia de “equivocada y errónea”.

DUDAS SOBRE CONTAR CON LOS VOTOS DE INDEPENDENTISTAS

Desde otras federaciones socialistas que gobiernan en sus comunidades expresaban sus dudas acerca de la viabilidad de sacar adelante una moción de censura apoyándose exclusivamente en Podemos, nacionalistas e independentistas.

De hecho, desde alguno de estos territorios se señala como una línea roja el que la aprobación de la moción dependa del apoyo de los independentistas, quienes, según Podemos, estarían dispuestos a respaldar la moción sin condiciones. Estas voces en el PSOE son partidarias de la moción, pero si se consigue implicar a Ciudadanos en ella.

Los de Albert Rivera han advertido de que la sentencia de la Gürtel marca un “antes y un después” en su relación con el Gobierno, pero en principio han pospuesto hasta el próximo 11 de junio el debate en su órgano de dirección sobre los pasos a seguir.

Para que la moción de censura salga adelante se necesita mayoría absoluta. Así, para alcanzar los 176 diputados, el PSOE precisa sumar a Podemos y Ciudadanos. Si el partido naranja opta por no apoyar esa moción, los números sólo darían con el voto afirmativo de Podemos, ERC, PDeCAT y bien los cinco votos del PNV o bien los cuatro de Bildu (2), Coalición Canaria (1) y Nueva Canarias (1).

Publicidad

Comentarios