El exconsejero Lluís Puig se ha plantado ahora en Holanda. Desde Bruselas, ha cambiado de ciudad con “sensaciones de libertad”. Y es que, señala, “nadie te revista el maletero”.

Publicidad

Si hace unos días era Puigdemont el que pasaba de Bélgica a Dinamarca, ahora es su exconsejero Lluís Puig el que cambia de país. En su caso, ha dejado Bruselas, -al menos por unas horas-, para pasar a Holanda.

El propio Puig se encargaba de publicar en Instagram una foto con la que ironizaba sobre las medidas de control que llevó a cabo el Gobierno para impedir la entrada de Puigdemont al Parlamento catalán.

“Vas de Bélgica a Holanda y nadie te revisa el maletero del coche. Sensaciones de libertad”, escribía Puig al respecto. En la imagen, él mismo posando delante de uno de los tradicionales molinos holandeses.

Con sus palabras, quería ironizar sobre las medidas del Gobierno y además poner de relieve la libertad que tiene para moverse por Europa sin miedo a ser detenido, pese a que sobre él pesa una orden de detención nacional.

Sin euroorden

Pese a que sí existe una orden de detención para Puig en caso de que ponga un pie en España, no hay orden internacional. De ahí que pueda moverse libremente por Europa.

El Supremo desestimó la euroorden pero mantiene abierta la causa por sedición, rebelión, malversación y desobediencia. Delitos de los que también se acusa al propio Puigdemont y al resto de exconsejeros fugados, Clara Ponsatí, Toni Comín y Meritxell Serret. 

Puig, junto a Ponsatí y Serret renunciaron a sus actas de diputados hace unos días para mantener la mayoría independentista en el Parlamento catalán.

Publicidad

Comentarios