El candidato de JuntsxCat a presidir la Generalitat, Carles Puigdemont, ha pedido encarar las elecciones catalanas como “verdaderamente la segunda vuelta del 1-O”, y ha defendido una Cataluña independiente que decida las políticas de su propio futuro.

Publicidad

El presidente del Govern cesado lo ha dicho este sábado a mediodía desde Bélgica durante una videoconferencia en directo emitida en el acto de presentación de su candidatura en Sant Julià de Ramis (Gerona), donde vive él junto a su familia.

Junto a una bandera catalana, una europea y el logo de su candidatura, ha afirmado que el espíritu del 1-O empuja a la esperanza del independentismo y “ha obligado finalmente al Estado a asumir lo que sistemáticamente niega”: que las diferencias deben resolverse en las urnas en vez de un tribunal y un consejo de ministros, ha dicho.

“El espíritu del 1-O es el espíritu que puede doblegar el autoritarismo y que ha obligado al Estado a asumir que el futuro de los pueblos no se decide en un consejo de ministros ni en un tribunal, sino que el futuro de los pueblos se juega en las urnas” ha sentenciado el presidente cesado.

Acerca de las elecciones autonómicas del 21D, Puigdemont las ha calificado como “una segunda vuelta del 1-O” con la esperanza de que “vuelva a haber otra victoria histórica para hacer de la vía pacífica y democrática el único camino para avanzar”.

Tenemos que cambiar de Estado para conseguir cambiar de era, para pasar de un Estado que aún vive en el siglo XX o XIX, y cambiarlo por uno que hable con el mundo de los retos del siglo XXI”, ha señalado Puigdemont.

El expresidente de la Generalitat ha explicado desde Bruselas que “para cambiar el estado de miedo, de imposición y de autoritarismo” que vive Cataluña se debe “dejar de lado las pasiones del nacionalismo imperialista gastado del siglo XX que tanto daño han hecho en Europa”.

Puigdemont también ha afirmado que la plaza donde se estaba celebrando el acto fue escenario, el pasado 1 de octubre, de “la agresividad, la rabia y la potencia policial que todo el mundo pudo ver”, y ha denunciado “la impotencia política de los que solo se pudieron refugiar en el autoritarismo para hacer valer unas razones que la democracia y las urnas no les dieron”.

También se ha dirigido a los consellers cesados que permanecen en prisión y ha pedido la retirada del artículo 155 de la Constitución y la rectificación de las políticas que, ha dicho, quieren “romper la cohesión social”.

Durante el acto en el que se han presentado todos los candidatos para las cuatro provincias también han intervenido los miembros que encabezarán la lista en Gerona, Gemma Geis, Lérida, Josep Maria Forner, y Tarragona, Eusebi Campdepadrós, quienes han afirmado que Puigdemont es el mejor candidato para liderar Junts per Catalunya y que el objetivo es “construir libertad, dignidad y República”.

Publicidad

Comentarios