Carles Puigdemont insiste en la investidura imposible -por ilegal- de Jordi Sànchez. Así lo ha pedido a los diputados de Junts per Catalunya en una carta que envía desde la cárcel de Neumünster,.

Publicidad

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha enviado este jueves una carta a sus compañeros de grupo parlamentario en la que pide “preservar los derechos del diputado Jordi Sànchez, actualmente en la cárcel, como candidato a la Presidencia de la Generalitat de Cataluña”.

En la misiva, que ha compartido en su cuenta de Twitter, defiende que la resolución del Comité de Derechos Humanos de la ONU sobre Jordi Sànchez es un aval a la investidura: “Hacerlo -proceder a su investidura- es un acto de justicia que repara el daño causado por los poderes del Estado español“.

La carta del expresidente está fechada desde la cárcel de Neumünster, en Alemania, donde se encuentra encarcelado y a la espera de que la justicia alemana decida si lo extradita o no a España en las próximas semanas.

“Estamos ante una oportunidad, sin precedentes, que debemos aprovechar jurídicamente y política en la defensa de nuestra causa a nivel internacional. Hay que exigir al Estado español el cumplimiento de las medidas de las Naciones Unidas y preservar los derechos del diputado Jordi Sànchez como candidato a la presidencia de la Generalitat”, asegura en el texto Puigdemont.

“En caso de que el Estado español opte por ignorar el derecho internacional y la petición del Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, y persevere en su persecución política y ideológica, demostrará una vez más que es capaz de cualquier cosa para alterar el normal funcionamiento de la democracia en Cataluña“, reflexiona.

“Esta, que es una posibilidad bien real, deberíamos también aprovechar para la defensa de libertades políticas de Cataluña, sumando a nuestra causa una nueva vulneración de los derechos civiles en nuestro país“, agrega.

TURULL TAMBIÉN RENUNCIA

Igualmente, desde la cárcel de Estremera, el exconseller Jordi Turull ha enviado una carta  al presidente del Parlament, Roger Torrent, en la que renuncia provisionalmente a su candidatura a la Presidencia de la Generalitat y también pide que sea investido Jordi Sànchez.

“Estoy convencido de que la situación política y jurídica surgida de la decisión del Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas aconseja dejar en suspenso mi candidatura y proceder a la investidura del diputado Jordi Sànchez”, dice.

…Y SÀNCHEZ SE POSTULA

Por último, en este juego de cartas, Jordi Sànchez ha comunicado a sus compañeros de grupo en otra misiva su “plena disposición para afrontar un debate de investidura” para convertirse en el próximo presidente de la Generalitat.

“Proponer mi investidura ahora es una decisión justa jurídicamente y necesaria políticamente. Es evidente que el Estado español no tiene otra opción que respetar la resolución del Comité de Derechos Humanos”, dice.

Publicidad

Comentarios