Twitter le ha hecho un Pedro Sánchez a Carles Puigdemont. Como le ocurre frecuentemente al líder del PSOE, los usuarios de esta red social han rescatado masivamente en los últimos días tuits antiguos del presidente catalán.

Publicidad

Puigdemont fue uno de los primeros políticos en crearse una cuenta de Twitter. El presidente de la Generalitat se unió a la red de microblogging en diciembre de 2007, meses después de presentarse por primera vez como cabeza de lista de CiU para el Ayuntamiento de Gerona. En estos casi diez años, @KRLS, como se llama en esta red social, ha escrito más de 15.000 tuits.

Ahora, durante estas semanas en la que es protagonista absoluto de la actualidad, son muchos los usuarios que han buceado en su pasado digital y rescatan tuits de cuando ni se le pasaba por la imaginación que unos años más tarde tendría a España en vilo con sus decisiones.

Entonces era un político desconocido y muchos de estos tuits eran en tono coloquial, lejos del carácter institucional que maneja ahora. Sin embargo, algunos de ellos, los que han resucitado estos días, bien podrían servir para describir el momento actual.

Así, ante la complicada semana que tiene por delante, con probable comparecencia en el Senado y con una posible declaración unilateral de independencia para responder a la aplicación del artículo 155, muchos han recuperado este tuit de mayo de 2008:

“Miro la agenda que me espera esta semana que empieza. Es para espantarse”.

Durante su comparecencia en el Parlament del 10 de octubre, cuando declaró la independencia para inmediatamente después suspenderla, también fueron muy compartidos estos viejos tuits:

Antes del comienzo del Pleno:

“Hoy será un día muy largo”.

“A ver si puedo acceder bien al Parque de la Ciutadella. La carrera atlética corta algunas calles”.

“Aviso al grupo parlamentario que llego tarde por culpa del tráfico”.

Cuando se anunció que el pleno se retrasaría una hora:

“Ya es hora de hacer una pausa. Café al rex”.

“Qué nervios, colas en los baños”.

“Qué sufrir”.

Cuando comenzó el pleno:

“Empieza la danza del vientre”.

“No hay manera de entender la empanada mental que tiene esta gente”.

“Mi canal de YouTube acaba de superar las 1.000 visualizaciones directas”.

Una vez terminado el pleno:

“Qué día. Increíble. Tenía que ser tranquilo y ha sido un no parar continuo. Ni un triste momento para escribir cuatro notas. Ahora me pongo”.

Tras la comparecencia de Soraya Sáenz de Santamaría:

“Después de escuchar a Soraya Sáenz veo que el Gobienro español continúa sin entender que tiene un problema., y gordo. Hacia ellos va el pollo”.

Cuando llegó a casa y antes de dormir:

“Y ahora, a cenar”.

“A punto de ir a dormir, con un cansancio demoledor. Otra semana que pasa volando, e intensísima”.

“¿No os pasa que cuando planificáis con tiempo, el día que pensabais que sería tranquilo… cuando llega es el más complicado de todos?”.

EL CASO PEDRO SÁNCHEZ

Esto mismo le ha pasado en los últimos meses a Pedro Sánchez. Con sus fracasos electorales, su intento frustrado de convertirse en presidente del Gobienro y las batallas internas que ha vivido en el PSOE, se han recuperado en muchos momentos sus tuits antiguos, cuando era un auténtico desconocido y se expresaba con mucha más espontaneidad.

Publicidad

Comentarios