Carles Puigdemont ha admitido ante el Supremo que hubo altercados el 1-O pero “aislados”. Además, su abogado ha presentado un recurso pidiendo la nulidad del proceso judicial.

Publicidad

En su primer recurso ante el Supremo, Carles Puigdemont ha alegado que el 1-O no hubo “ningún tipo de violencia” que justifique la acusación contra él de rebelión. Sí admite que algunos ciudadanos “pudieron haberse excedido” pero que fueron “casos aislados”.

El abogado Jaume Alonso-Cuevillas ha elaborado el recurso de Puigdemont y los exconsejeros Clara Ponsatí y Lluís Puig. En él se ha pedido “la nulidad de actuaciones por falta de competencia objetiva del tribunal”. También de “indefensión” al no permitirse “la actuación de la defensa”. Y niegan que haya delito de rebelión y malversación.

Según denuncia el recurso, el auto de procesamiento “utiliza argumentos que resultan realmente llamativos para justificar la existencia de violencia”. Por ejemplo, al comparar la concentración ante la sede de la consejería de Economía con una “toma de rehenes mediante disparos al aire”.

En su informe, el abogado puntualiza que “por violencia” no se pueden entender “unas manifestaciones de protesta, por numerosas que sean, ni las actuaciones reprobables y aisladas de quienes causasen daños”.

En relación al 1-O, el recurso asegura que no hubo tampoco “ningún tipo de violencia”. Y dice que las personas que acudieron a votar se limitaron a resistir “de forma pasiva”.

“Aunque algunos ciudadanos concretos pudieran haberse excedido de la resistencia pasiva, y hubieran actuado activamente contra los agentes, dichas conductas en modo alguno podrían imputarse a los procesados, pues se trata de episodios completamente aislados que no permiten sostener la existencia de una violencia de entidad suficiente como para integrar el tipo de rebelión”, señala el texto.

“Presentado el recurso contra el procesamiento. Explicamos por qué no hay rebelión ni malversación y denunciamos diversas vulneraciones de garantías procesales. El Tribunal Supremo no es competente para conocer y no habernos permitido la defensa es contrario al derecho europeo internacional”.

Referéndum

El 1-O ocupa parte del recurso. Se argumenta que “tanto la convocatoria de un referéndum como la declaración de independencia de una parte del territorio de forma pacífica son hechos que no pueden subsumirse en la configuración de ningún tipo penal”.

Publicidad

Comentarios