Los diputados de la CUP en el Parlament Anna Gabriel y Benet Salellas han acudido este viernes a Bruselas para “visitar” al presidente de la Generalitat cesado, Carles Puigdemont.

Publicidad

La reunión se produce justo antes de que la CUP celebre su Asamblea Nacional Extraordinaria en Granollers (Barcelona), donde votarán cuatro posibilidades de cara a las elecciones del 21 de diciembre.

Los cuatro escenarios que votará la CUP son: no presentarse de ningún modo, no presentarse pero apoyar a una candidatura civil, crear un frente de partidos de izquierda o bien presentarse en solitario.

Tras fracasar las negociaciones con ERC para formar una lista única independentista de cara a ese 21D, el PDeCAT trata de convencer ahora a la CUP, sabedor del batacazo que podía darse de concurrir en solitario a esos comicios. Y es que todas las encuestas apuntan a una clara victoria del partido de Oriol Junqueras, mientras que la formación de Carles Puigdemont y Artur Mas se quedaría en la irrelevancia.

El plazo de presentación de las listas finaliza el próximo 17 de noviembre y dos asociaciones independentistas que se relacionan con la ANC -Llistaunitaria.cat y Respublica.cat- han puesto en marcha una campaña de recogida de firmas (necesitan unas 56.000) para concurrir al 21-D. En ella, no se integrarían los partidos, sino individuos y sería también el cauce para incluir en las mismas a Jordi Sánchez, Jordi Cuixart, a los exconsellers en la cárcel o fugados a Bruselas y al propio Carles Puigdemont. Esa es la fórmula con la que el PDeCAT quiere convencer a la CUP.

Publicidad

Comentarios