El expresidente de la Generalitat ha vuelto a pronunciarse desde Bélgica a través de su cuenta de Twitter y ha mezclado los atentados de Barcelona y Cambrils del pasado mes de agosto con el proceso independentista y la respuesta de la Justicia y el Estado.

Publicidad

En un primer tuit publicado justo antes de declarar ante el tribunal belga que debe decidir sobre la orden de detención y entrega, Puigdemont ha recordado ese fatídico 17-A: “Hoy se cumplen 3 meses de los terribles atentados de Barcelona y Cambrils. Lo más importante, las familias y los amigos de los afectados siguen en nuestras mentes y en nuestros corazones”.

Tras esta conmemoración, el expresidente catalán ha querido agradecer “la tarea de todos (cuerpos de seguridad, médicos, voluntarios)”, pero también ha remarcado que “aquellos que lo dirigieron de forma impecable están hoy en la cárcel y archivando papeles para no pasar por el aro del bloque del 155″.

En un tercer tuit se ha referido a la noticia que se ha conocido este viernes de que el imán de Ripoll, cerebro de esos atentados, fue confidente del CNI. “Cabe destacar que hoy ha salido a la luz esta información que confirma nuestras sospechas. Es un hecho tan extremadamente grave, que en España seguro que no comporta ninguna dimisión, ni querella ni prisión”.

Por último, ha compartido una noticia de RAC1 que hace referencia a la detención de un profesor de Tremp (Lérida) por haber criticado las cargas policial del 1-O. “El bloque del 155 siempre se ha opuesto a una reforma de la Constitución, excepto cuando les interesa. Pero ahora sí que están haciendo reformas: les está quedando un auténtico estado de miedo. Superémoslo juntos”, ha indicado Puigdemont.

Publicidad

Comentarios