El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ya ha votado en el referéndum ilegal. Lo ha hecho de manera clandestina, en un centro que no le correspondía y por la puerta de atrás, ya que el suyo estaba custodiado por la Policía y Guardia Civil.

Publicidad

Ha tenido que ser en Cornellá de Terri (Gerona) y no en el centro Sant Juliá de la misma localidad, -donde debía votar-, donde Carles Puigdemont ha emitido su voto en el referéndum ilegal, como ha informado el perfil en Twitter del Gobierno de la Generalitat y como han recogido algunos tuiteros en las redes sociales.

Eran las 09:45 horas de este domingo cuando Puigdemont se acercaba a un colegio electoral de Cornellá para votar, después de que la Guardia Civil haya acudido a Sant Juliá de Ramis para impedir el voto no sólo del presidente catalán sino de los que esperaban para las urnas.

Lo ha podido hacer porque la Generalitat habilitaba un censo único que permite votar en cualquier colegio de la zona. Una medida que han puesto en marcha ante la previsión de la acción de Policía y Guardia Civil y de la presencia de ambos cuerpos de seguridad en los colegios electorales dispuestos por el Gobierno catalán.

La Guardia Civil, además, entraba en el pabellón deportivo de Sant Juliá de Remis, el punto previsto para que Puigdemont votara, para buscar material electoral y evitar la votación.

Publicidad

Comentarios