El Hospital Quirónsalud Tenerife acaba de inaugurar una nueva Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de 400 metros cuadrados y seis boxes con la que se quiere dar un importante impulso a este servicio que ofrece soporte a todas las unidades del citado centro hospitalario.

Publicidad

La puesta en marcha de esta nueva infraestructura ha implicado una inversión superior al millón de euros y, además de ofrecer a pacientes y profesionales sanitarios un entorno nuevo y más cuidado, ha sido dotado del equipamiento asistencial más avanzado para el tratamiento de enfermos en estado crítico. De hecho, dos de sus seis cubículos están preparados para acoger a personas cuya patología haga necesario que permanezcan aislados.

Esta unidad se encuentra ahora integrada en el bloque técnico del hospital, junto al área quirúrgica de la tercera planta de Quirónsalud Tenerife. Asimismo, reúne muchas de las características y requisitos técnicos de los quirófanos; pues, además de tener garantizado el suministro eléctrico en todo momento y bajo cualquier circunstancia con grupos electrógenos y sistemas de alimentación ininterrumpida; dispone filtros absolutos en toda la unidad que aseguran que el aire que circula en ellos sea puro en casi un 100%.

También está dotado de una moderna central de monitorización, de un sistema de control de ruidos y de unos cabeceros suspendidos de última generación, lo que permite que el personal pueda tener una movilidad casi absoluta alrededor de la cama mejorando así los flujos de trabajo; al tiempo que se facilita la limpieza y desinfección de los mismos.

Por último, esta nueva infraestructura tiene una característica única pues es uno de los pocos servicios de cuidados intensivos de Canarias en los que se puede realizar hemodiafiltración. De hecho, cuenta con un anillo de diálisis: un sistema de tratamiento de agua que aporta el líquido ultrapuro necesario para dializar a los pacientes con insuficiencia renal.

Publicidad

Comentarios