Entre comilonas, toros y Marta Gayá, la mujer con la que se le relaciona, el Rey Juan Carlos está pasando el verano. Entre sus apariciones públicas y sus posados para redes, el monarca emérito descubre cómo pasa las vacaciones estivales.

Publicidad

Después de que este año no haya pisado Mallorca al mismo tiempo que el resto de su familia, Don Juan Carlos se ha dejado ver ahora en España. Concretamente, en San Sebastián, donde ha estado acompañado por la infanta Elena y los hijos de ésta, Froilán y Victoria Federica, con quienes más se deja ver en su tiempo libre.

Una excursión para ver los toros y para darse otra comilona, algo ya clásico en sus veranos, sobre todo desde que abdicara en favor de su hijo, el Rey Felipe.

Don Juan Carlos llegaba el pasado lunes a San Sebastián y el martes acudía a almorzar con los hermanos Pablo y Óscar Chopera, ganaderos taurinos. Lo hacían en el conocido restaurante Rekondo, un clásico, ubicado en Igueldo, donde tomaron, entre otras cosas, chuletón de buey.

Una comilona que se regó con el mejor vino tras una cata privada y que se hizo en una mesa del comedor principal, limitado esta vez a los clientes de confianza, a fin de que no molestaran al Rey Juan Carlos.

Tras el almuerzo, todos los comensales se marcharon al ruedo para ver a El Juli, Miguel Ángel Perera y Alejandro Talavante.

Después de pasar por San Sebastián, el monarca emérito tiene pensado irse a Sanjenjo para participar este fin de semana en una regata con el mítico Bribón.

Será la enésima escapada de Don Juan Carlos este verano, en el cual no ha pasado por Mallorca, dejando que fuera el resto de la familia y evitando de nuevo la foto junto a los hijos de la infanta Cristina y junto a la Reina Doña Sofía, con quien parecía haber recuperado la sintonía hace unos meses.

Eso sí, fue ‘pillado’ en un viaje a Irlanda en julio junto a Marta Gayá, la mujer a la que declaró su amor hace años, como se pudo recoger en unas grabaciones, y con quien parece haber retomado la relación. Con ella, también se escapó fuera de Europa a principios del mes de agosto. Un viaje muy polémico del que, a diferencia de su visita a Irlanda, no hay fotos ni vídeos. Sí lo hay de esta comilona en San Sebastián gracias a Instagram.

Publicidad

Comentarios