Un grupo de Facebook xenófobo de Noruega se ha convertido en el hazmerreír en el país escandinavo al confundir asientos vacíos de un autobús con mujeres ataviadas con burka.

Publicidad

Johan Slattavik decidió trolear a los miembros del grupo Fedrelandet viktigst -que podría traducirse como ‘Patria primero’- y publicó para ello una fotografía en la que pueden verse los asientos vacíos de un autobús. Sin embargo, la forma del respaldo de éstos -y sus prejuicios- hizo ver a muchos que se trataban de asientos ocupados por mujeres con burka.

Burqa confusion in Norway

Women in burqas or public transport? This far-right group couldn't tell the difference.Update: The man who posted the photo in the Facebook group, Johan Slattavik, reached out to us. Read his message in the comments.

Posted by Al Jazeera English on Dienstag, 1. August 2017

“¿Qué piensa la gente de esto?”, escribió junto a la instantánea, buscando la opinión de los casi 13.000 integrantes del foro. Las respuestas racistas no tardaron en llegar, pues para muchos era la prueba definitiva de la “islamización” de Noruega.

“Es aterrador, debería estar prohibido. Nunca se puede saber quién está debajo de eso. Podrían ser terroristas con armas “, escribió un usuario en el grupo. “Hay que sacar de nuestro país a aquellos que parecen sombrillas rotas. Nos ha tocado vivir tiempos de miedo”, comentaba otro. “Pensé que sería así en el año 2050, ¡pero está sucediendo AHORA!”, lamentaba otro.

El asunto se ha vuelto viral después de que el expolítico Sindre Beyer haya publicado capturas de pantalla de las reacciones en su perfil de Facebook. “¿Qué ocurre cuando una foto de algunos asientos de autobús vacíos se publica en un desagradable grupo de Facebook y casi todo el mundo piensa que ven un montón de burkas?”, escribió en un post que fue compartido más de 1.700 veces.

Hva skjer når det legges ut et bilde av noen tomme busseter på en brungrumsete gruppe på Facebook og nesten alle tror de ser en gjeng med burka ?😳

Posted by Sindre Beyer on Freitag, 28. Juli 2017

Johan Slattavik, el usuario que inicialmente publicó la fotografía, ha explicado al ‘Washington Post’ que una noche en que estaba aburrido decidió gastar “una broma un poco práctica”. Dice que tenía curiosidad por ver cómo reaccionaría la gente. “Colgué la foto para ver lo que pasaba y terminé riéndome mucho”, ha explicado.

En otra entrevista en un periódico local noruego, Slattavik relata los tres objetivos que perseguía con de su publicación: “Señalar la gran diferencia entre la crítica legítima de la inmigración y la xenofobia ciega, la diferencia entre lo que la gente responde en grupos y cuando están solos, y un poco de entretenimiento”.

Publicidad

Comentarios