Albert Rivera ha visto todo un filón en Manuel Valls y ya anuncia un ‘plan renove’ con independientes. El líder de Cs ha asegurado que hay que incorporar “gente buena” para gobernar.

Publicidad

Ciudadanos ha celebrado por primera vez en su historia un encuentro nacional. Albert Rivera reunía este sábado en El Escorial a su Ejecutiva y a los 17 comités territoriales. Una escena de unidad con la que el líder de la formación quiere poner la primera piedra del asalto a los gobiernos.

Y aunque ha hablado de muchos aspectos de la vida política, Rivera no ha dudado en calmar ánimos tras la propuesta a Manuel Valls para que sea candidato a la alcaldía de Barcelona el año que viene. Una propuesta que el exprimer ministro de Francia se está pensando seriamente.

A Rivera no le ha temblado el pulso, al ver el filón y aceptación que ha tenido la posible incorporación de Valls, de anunciar que incorporará más caras independientes si así lo requiere la situación. Un ‘plan renove’ de cara a las elecciones municipales y autonómicas de 2019.

“Espero que comprendáis y entendáis que para gobernar es importante que gente buena se incorpore a nuestras listas”, ha dicho Rivera ante el posible malestar de algunos miembros de Cs. Sabe que su equipo necesita refuerzos y quiere caras y currículums que le ayuden a dar el vuelco electoral que ya le auguran las encuestas.

Por eso, su discurso ha estado plagado de mensajes en esta línea: “Incorporar talento”; “abrir las puertas a gente de fuera”; “no tengamos miedo al talento y sí a la mediocridad”; “la ciudadanía espera que gente válida y competente dedique cuatro u ocho años a su país”; “ayudadnos a abrir Ciudadanos al talento”.

“Lo importante es ganar”, ha dejado claro Albert Rivera. Y si para ello hay que cambiar candidatos, se hará sin problemas. De hecho, el líder de Cs lo tiene claro: “Van a llegar más independientes, tenemos que volver a hacerlo”, ha advertido.

Alternativa real

La cita en El Escorial ha servido para dejar claro que Cs se presenta como la única alternativa real a PP y PSOE. También para callar las críticas de ambos hacia la formación naranja, a la que ausan de no tener estructura nacional fuerte.

“Hay que hablar más de España y menos de los partidos, del y tú más. Dar buenas noticias. Y eso se hace con democracia interna, nosotros tenemos primarias, y siendo un partido sin corrupción”, ha expuesto Rivera.

“La democracia interna y la limpieza democrática nos convierte en el partido más unido. El resto no lo está porque no hay democracia y sí corrupción. Los de las malas noticias son los del bipartidismo. En las últimas semanas se tienen que volver a avergonzar viendo a ex presidentes de Andalucía por presuntamente haber robado en los ERE, no hay cosa más inmoral. Bueno sí, tener tramas en la universidad pública”, ha añadido en referencia a Cifuentes.

Y es que la corrupción del resto de partidos espolea a Cs en unas encuestas que cada vez le dejan en mejor lugar.

Publicidad

Comentarios