La Guardia Civil investiga desde el pasado sábado el envenenamiento de más de 40 perros de caza en una finca de Brihuega (Guadalajara). 24 de ellos han muerto y el resto, 19, se encuentran en situación grave.

Publicidad

El hallazgo se produjo en la noche del sábado al domingo en una finca de Brihuega ubicada en el paraje de La Boquilla. Hasta allí acudieron las fuerzas de seguridad y bomberos tras ser alertados de que se había declarado un incendio. El fuego destruyó una caseta de herramientas y un camión que había junto a ella.

Al intervenir para apagar el fuego se percataron de que los perros, que se utilizan habitualmente para las monterías de jabalíes, no ladraban, así descubrieron que habían sido envenenados. Unos estaban ya muertos y otros en estado moribundo “con espuma en la boca” y unas latas de comida que el dueño de la finca aseguró no haberles puesto.

23 perros envenenados

NOTICIA | Les advertimos que estas imágenes pueden herir su sensibilidad. La imagen es sobrecogedora y el daño ocasionado habla por sí solo. Más de 23 #perros han sido envenenados en una rehala en Brihuega #Guadalajara

Publié par Noticias CMM sur dimanche 10 septembre 2017

El alcalde en funciones de Brihuega, Jesús Recuero, asegura que esta finca, de unos 1.000 metros cuadrados, tiene toda la documentación y permisos en regla y ahora habrá que esperar a los resultados de la investigación que ha emprendido el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona).

El dueño está “muy afectado”, y Recuero ha insistido en que “había unas latas de comida de perros que él no les había dado”. Además “los perros tenían espuma en la boca”, síntomas que hacen pensar con más seguridad de que podría tratarse de un envenenamiento.

La Guardia Civil está pidiendo ayudan ciudadana a través de las redes sociales para localizar al asesino o asesinos de los animales:

Publicidad

Comentarios