La decisión de la Audiencia Territorial de Schleswig-Holsteinl de Alemania de decretar la libertad de Carles Puigdemont ha desatado la euforia entre el independentismo al considerar que pone en jaque toda la instrucción del juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena.

Publicidad

El Tribunal Regional Superior (OLG) de Schleswig-Holstein, en el norte de Alemania, ha dictado este jueves libertad bajo fianza de 75.000 euros para el expresidente catalán Carles Puigdemont y declara que no ve admisible el delito de rebelión que le imputa la justicia española.

Esta decisión ha desatado la euforia entre el independentismo al considerar que pone en jaque toda la instrucción del juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena. El propio Carles Puigdemont celebraba la noticia vía Twitter: “Nos vemos mañana. ¡Muchas gracias a todos!”, señalaba.

Mientras, su abogado, Jaume Alonso Cuevillas, se mostraba eufórico por la decisión. “Siempre había dicho que mantenía plena confianza en la justicia alemana”.

Roger Torrent, presidente del Parlament, también festejó la decisión del juez alemán y afirmó que los grupos independentistas siempre han defendido que no hubo violencia. “El delito de rebelión es totalmente infundado. Se tiene que acabar ya esta persecución política basado en un relato completamente falso”, indicó en esta misma red social.

Oriol Junqueras, exvicepresidente de la Generalitat y en prisión desde noviembre, publicó un elocuente tuit con un emoticono sonriendo. “Es un nuevo revés para la justicia española. Nunca ha habido violencia y hoy lo dice también la justicia alemana. El delito de rebelión es inexistente. Celebremos mucho que Puigdemont quede en libertad”, afirmó, por su parte, el portavoz de ERC, Sergi Sabrià.

El exconseller y diputado de ERC Raül Romeva apuntó que se demuestra que son “un pueblo de paz” y el adjunto a la dirección de ERC, Pere Aragonès, comentó que la decisión de la justicia alemana supone poner a la justicia española “frente al espejo”.

El portavoz adjunto de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, fiel a su estilo, indicó que “lo que está claro es que Alemania se ha quedado sin 12 puntos en Eurovisión”, destacó “la de banderas alemanas que se está quitando el trollerío patrio ahora mismo” y puso un tuit con emoticonos de la bandera de Alemania.

Josep Costa, diputado de JxCat y vicepresidente del Parlament, indicó: “”En Alemania hay justicia. Se demuestra que la justicia española es una anomalía europea”.

Por su parte, Jordi Sànchez, expresidente de la ANC y diputado de JxCat, dijo que “las mentiras empiezan a derrumbarse”. El exconseller y diputado de JxCat Jordi Turull celebró que el expresidente y los exconsellers en Bruselas hayan quedado en libertad enviando con ironía un abrazo al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, “y compañía”. Como el también exconseller encarcelado y diputado de JxCat Josep Rull, que confesó su “alegría inmensa”.

El portavoz adjunto de JxCat en el Parlament, Eduard Pujol, contrastó la justicia europea con la justicia española, “que escucha a ministros y hace condenas previas”. Y la también portavoz adjunta Elsa Artadi dijo “qué grande eres, Puigdemont”. La coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, destacó que “la justicia alemana ve clara la desproporción e irracionalidad de los delitos que se investigan”.

LA CUP PIDE INVESTIR YA A PUIGDMEONT

Mientras, la CUP pidió ya que el independentismo dé el paso e invistir a Puigdemont: “Su libertad en Alemania es una victoria republicana, confirmémosla invistiéndolo presidente”. Y tachó al al Estado de “aparato represivo de parte en función de la ideología”.

La Asamblea Nacional Catalana (ANC) mostró el pago vía transferencia de la fianza de Puigdemont fijada en 75.000 euros. Elisenda Paluzie, su presidenta, exclamó: “Puigdemont libre! ¡No hay delito de rebelión!”.

Marcel Mauri, portavoz de Òmnium Cultural, sostuvo que desde hace 176 días hay “hombres y mujeres de paz” en prisión preventiva por un delito de rebelión que “la justicia de diversos estados europeos no ve por ninguna parte”, en alusión a los reveses de la justicia alemana, de la belga o de la Suiza. “Se cargan el Estado de Derecho porque son incapaces de resolver democráticamente un conflicto político”, añadió. Además, el presidente de esta mima entidad independentista, Jordi Cuixart, que se encuentra en prisión, pidió mantener la confianza.

Publicidad

Comentarios