Lazos amarillos, cenas amarillas, cabalgatas de Reyes Magos amarillas y ahora también rosas amarillas. Los separatistas quieren convertir el próximo Sant Jordi en una reivindicación política para pedir la libertad de los independentistas que están en la cárcel.

Publicidad

Cuando parecía que a los separatistas ya nos les quedaba nada por teñir de amarillo, ahora se proponen politizar también la fiesta de Sant Jordi de este año. Y es que Òmnium Cultural ha pedido que el próximo 23 de abril los catalanes regalen rosas amarillas para reclamar la libertad de los políticos independentistas que se encuentran en prisión. De esta forma, buscan sustituir a las tradiciones rosas rojas para su causa.

“La Diada de este año será especial porque tendremos un único color, el color de la libertad. Entre todos la convertiremos en un gran clamor para reivindicar la libertad de los presos políticos”, destacan la entidad separatista en un mensaje en su cuenta de Twitter.

CAMPAÑA COMPARTIDA POR PUIGDEMONT

“¡Llenemos las calles de dignidad! ¡Este Sant Jordi, la rosa es amarilla!“, añaden desde Òmnium, cuyo presidente, Jordi Cuixart, está en prisión desde hace más de cuatro meses. Muchos políticos independentistas, incluido el president cesado Carles Puigdemont, ya han dado su apoyo a la campaña.

El 23 de abril es el día en el que los catalanes celebren su patrón, Sant Jordi. Es tradición que durante toda la jornada se regalen rosas y libros entre parejas y personas queridas.

Publicidad

Comentarios