Mariano Rajoy no pudo ser más fiel a sí mismo en sus últimas horas como presidente del Gobierno. No asistió a la sesión de tarde en el Congreso y su escaño lo ocupó el bolso de Soraya Sáenz de Santamaría. Él ahogó las penas en un restaurante durante ocho horas.

Publicidad

¿Dónde está Mariano Rajoy? Esa fue la pregunta más repetida en la tarde de este jueves en los pasillos del Congreso. Nadie daba crédito a que el presidente del Gobierno no asistiera a la moción de censura contra él. En su escaño en el Hemiciclo, el bolso de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, ocupaba su lugar.

Después se supo que a Rajoy se le había alargado la sobremesa. El presidente estuvo durante casi ocho horas -desde las 2 de la tarde hasta las 10 de la noche- en el restaurante Arahy, cercano al Congreso. Tras conocer la decisión del PNV de dejarle caer y apoyar la moción de Pedro Sánchez, el jefe del Ejecutivo optó por refugiarse en ese local ubicado en la calle de Alcalá.

ACOMPAÑADO DE VARIOS MINISTROS

El presidente del Gobierno comió con varios ministros y a lo largo de la tarde fueron pasando por allí otros miembros de su Gabinete. En el interior del establecimiento estuvo la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, a la que después envió al Congreso a desmentir que el presidente fuera a dimitir.

Pasadas las 10 de la noche, Rajoy abandonaba el restaurante, desorientado ante la multitud de periodistas, cámaras y fotógrafos que aguardaban su salida, pues para entonces ya era vox populi su paradero. También de decenas de curiosos, que se agolpaban a las puertas del local para saber qué ocurría.

En las redes sociales, la imagen del bolso de Soraya ocupando del escaño del presidente y la larga sobremesa de Rajoy dieron para multitud de memes y bromas. Los tuiteros alucinaban con este final tan surrealista de Rajoy como presidente.

Publicidad

Comentarios