La instagramer Celia Fuentes ha sido hallada muerta en su casa a los 27 años. Su suicidio ha dejado en shock a las redes sociales, que no se explican qué pudo pasar en la vida de la joven para tomar esa decisión.

Publicidad

Fue este pasado martes por la noche cuando Celia Fuentes decidió terminar con su vida. Suicidio que han confirmado fuentes cercanas a la joven, quien se hizo popular en España por su participación en el programa ‘Quiero ser’ durante su primera temporada, presentada por Sara Carbonero.

Convertida en una de las instagramers más conocidas y toda una influencer de moda, Celia acumulaba más de 259.000 seguidores en su cuenta de Instagram. Followers que lloran este miércoles su temprana muerte, anunciada públicamente por Aless Gibaja, gran amigo suyo.

Gibaja, concursante de ‘GH Vip’, ha confirmado a los medios que Celia sufría depresión, aunque ha sido cauto y no ha querido afirmar que se haya suicidado. Ha sido en Argentina donde primero han publicado las causas de la muerte de la instagramer, ya que allí saltó a la fama por asegurar que el político argentino Juan Facundo Moyano intentó seducirla mientras comenzaba una relación con la modelo Nicole Neumann.

El suicidio de Celia Fuentes ha dejado en shock a las redes sociales, que se han llenado de mensajes de condolencias. Tanto en Twitter como en Instagram, el nombre de la modelo ha sido de los más repetidos este miércoles.

En su cuenta, una última foto compartida hace sólo un día, en la que aparecía durmiendo plácidamente en la cama, posando en ropa interior.

A quién le gusta dormir la siesta más que a mi? ☝🏼☝🏼☝🏼☝🏼 📸: @danphto

A post shared by Celia Fuentes (@celfc) on

Además de en Argentina por su romance con el político Facundo Moyano, en España Celia se hizo conocida por participar en el programa de moda ‘Quiero ser’, de donde se marchó con no buenas palabras. Sonadas fueron sus críticas al espacio que presentaba Sara Carbonero, contando entre otras cosas que todo estaba guionizado. La influencer, que abandonó voluntariamente el programa de Mediaset, contó en un vídeo las “mentiras” del espacio y las presiones a la que era sometida en el mismo. La productora amenazó entonces con demandarla. Desde entonces, y siguiendo su trabajo como instagramer, era habitual verla en photocalls, siendo hace sólo unos días su última aparición pública ante la prensa. Este fin de semana, además, había acudido a un desfile en la Madrid Fashion Week, donde los asistentes la vieron “aparentemente normal”.

Publicidad

Comentarios