Tabarnia sale por primera vez a la calle. Sus promotores han anunciado una manifestación para el próximo 25 de febrero en Barcelona “por los derechos, las libertades y la dignidad”.

Publicidad

Los promotores de Tabarnia, territorio ficticio que engloba Barcelona y parte de Tarragona y que quiere separarse del resto de Cataluña como parodia a las reivindicaciones de los independentistas, han convocado una gran manifestación en Barcelona para el próximo domingo 25 de febrero a las 12 del mediodía “por los derechos, las libertades y la dignidad”.

Esta primera marcha de Tabarnia se ha anunciado en Madrid en una rueda de prensa en el Colegio de Periodistas en la que han participado el presidente en el exilio de esta plataforma, el dramaturgo Albert Boadella, acompañado de tres de sus promotores: Jaume Vives, Miguel Martínez y el periodista deportivo Tomás Guasch.

Los promotores han invitado a “todos los compatriotas” a que se sumen a esta manifestación y han explicado que comenzará con una ofrenda floral a Rafael Casanova, el último conseller en cap (consejero jefe), máxima autoridad de Barcelona, símbolo del independentismo cada Diada y un “patriota español” para los convocantes. Posteriormente se dará paso a una copla de sardanas en las que se interpretará el himno de España, y los manifestantes se desplazarán hasta la plaza de Sant Jaume de la Ciudad Condal.

Albert Boadella ha animado a todos los constitucionalistas a llenar las calles de Barcelona para decir basta a un nacionalismo que “ha sabido acomplejarnos”. Además, ha destacado que al independentismo el “victimismo les ha salido fantásticamente”.

“VIVA TABARNIA ES LO MISMO QUE VIVA ESPAÑA”

Boadella ha gritado “¡Viva Tabarnia, que es lo mismo que decir viva España!” y ha recordado que el humor que se ha instalado alrededor del fenómeno de Tabarnia “debe ser práctico, debe servir para algo”. Porque el humor debe ser el antídoto “frente al fundamentalismo”.

También ha asegurado, en tono irónico, que él es el “legítimo y honorable presidente” y ha subrayado que Tabarnia no quiere rasgos diferenciales como promueven los independentistas: “Queremos ser iguales que los señores de Zaragoza, de Cáceres, de Marsella e incluso de Bruselas”.

El presidente en el exilio ha reprochado a “los distintos” gobiernos españoles haber llegado hasta este punto. “Cuando el incendio ha sido imparable, ha tenido que intervenir el Estado para parar esto. Pero el 155 es la puntita nada más“. Y ha augurado que el ‘proces’ acabará “mal o muy mal” y “va a durar mucho tiempo”.

Sobre el expresidente fugado, Carles Puigdemont, el cómico ha indicado que es “un aprovechado, que va de aquí para allá”. “Ni siquiera es un buen cómico, en un escuela de payasos sería desechado, no sería ni un buen alumno”, ha dicho.

Por su parte, Jaume Vives ha asegurado que “Tabarnia va en serio”. “Lo deseable es que nos podamos quedar en nuestro primer objetivo, ser un espejo de sus contradicciones [del independentismo], pero si no nos dan otro remedio, Tabarnia es una bala de oro que nos garantiza que no nos hundiremos con ellos“, ha reflexionado. “Si nos obligan, Tabarnia será realidad”, ha añadido.

Publicidad

Comentarios