Tras meses de esperpento político, el circo, el de verdad, ha llegado a Waterloo. Una ‘performance’ surrealista de Tabarnia, con Albert Boadella a la cabeza, en la puerta de la casa que Carles Puigdemont tiene alquilada en Bélgica.

Publicidad

Tabarnia ha desembarcado en Waterloo. Albert Boadella, presidente en el exilio de esta comunidad ficiticia que trata de poner al independentismo ante el espejo, ha encabezado la comitiva tabarnesa que se ha desplazado este jueves a la ciudad belga en la que reside fugado de la justicia el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont.

Acompañado por Miguel Martínez, presidente de la plataforma, Jaume Vives, portavoz, y el periodista deportivo Tomás Guasch, ministro de Deportes, Boadella se ha plantado frente a la mansión en la que vive Puigdemont con el objetivo de celebrar una reunión “al más bajo nivel”. Sin embargo, el ‘president’ cesado no se encontraba en la vivienda, puesto que estos días está inmerso en una gira por Suiza y Finlandia.

¡Carlitos! ¡Carlitos! Sal, estamos aquí preparados ya para la conferencia al más bajo nivel. No te escondas, ya sabemos que eres un fuguista compulsivo. Ya sabemos que estás escondido detrás de las cortinas, ven aquí y te contaremos los desastres que nos has organizado”, ha gritado el dramaturgo, megáfono en mano, bajo la lluvia y junto a una tienda de campaña y un tenderete instalado en el jardín. La ‘performance’ de Boadella incluía también la escolta de dos “mossos constitucionalistas”.

Después se ha vestido de médico como “especialista en paranoias regionales” y ha acusado al expresidente de padecer “demencia crónica”. También ha metido una careta con su rostro en el buzón de la casa.

Además, la comitiva tabarnesa ha desplegado una pancarta con el lema “Ño a una Cataluña sin España” y se ha nombrado a una vecina de Puigdemont como embajadora de Tabarnia en Waterloo.

“COMPETENCIA DESLEAL A LOS CÓMICOS”

En declaraciones a los medios de comunicación que se han dado cita frente a la casa de Puigdemont, el fundador de Els Joglars ha mostrado su enfado ante la próxima investidura de Jordi Turull como presidente de la Generalitat, ya que, a su juicio, los políticos independentistas están haciendo competencia desleal a los cómicos, que eran hasta ahora los encargados de representar los esperpentos patrios.

“Estoy cansado de competencia desleal a mi gremio, que es el de los comediantes. Cada día nos están superando. Vamos a denunciar al Tribunal del a Competencia“, ha manifestado en clave de humor.

La Plataforma por Tabarnia ha denifinido este viaje como “Operación otra pica en Flandes”. En un vídeo satírico publicado en Twitter, se ve a Boadella poniendo en marcha un camión, etiquetado como “Embajada móvil de Tabarnia en el exilio”, mientras dice: “Me voy a Bruselas a tener un encuentro con el fake president”.

Publicidad

Comentarios