Será el próximo mes de abril, coincidiendo con el Bicentenario de su fundación, cuando el coliseo madrileño acoja la primera edición del World Opera Forum, donde se reunirán por primera vez las tres asociaciones internacionales de teatros y festivales líricos junto con representantes de África, Asia y Oceanía.

Publicidad

El Teatro Real no es solo el anfitrión de esta primera e histórica reunión del mundo de la ópera, cuya sección inaugural, el 12 de abril, coincide con el estreno en Madrid de la ópera ‘Gloriana’, de Benjamin Britten, sino que su actividad en relación a este encuentro mundial fue, en primer lugar, la de dar impulso a la iniciativa.

En mayo de 2015, el coliseo madrileño ya ejerció de eficaz motor en la celebración del Primer Encuentro de Teatros Iberoamericanos en Madrid, coincidiendo con la Conferencia Internacional de Ópera Europa, donde participaron 300 profesionales de 38 países y  en el que reafirmó su compromiso con la unión internacional de teatros y festivales líricos, aprovechando su papel estratégico entre Europa y América.

Interior del Teatro Real
Interior del Teatro Real

Lo cierto es que la realización de un foro mundial, verdaderamente global, capaz de poner en común retos, proyectos y problemas que afectan al mundo de la ópera en los diferentes puntos del planeta era una aspiración compartida por muchos de los miembros de Opera Europa y Opera América.

Por ello, el pasado mes de septiembre, durante la conferencia conmemorativa del décimo aniversario de Ópera Latinoamérica (OLA), en Bogotá, Nicholas Payne, director de Opera Europa, Marc Scorca, presidente de Opera America e Ignacio García-Belenguer, director general del Teatro Real, presentaron la propuesta de realización de la primera edición del World Opera Forum en Madrid, coincidiendo con la conmemoración del Bicentenario del Teatro Real.

Y el Gobierno de España – a través de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y de Acción Cultural Española (AC/E) -, así como la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital, junto con los cada vez más indispensables y presentes patrocinadores privados, apoyaron la organización de este foro mundial.

Un foro que traerá a Madrid a importantes personalidades del mundo cultural y artístico internacional, para que durante tres días compartan sus experiencias, proyectos y reflexiones, además de asistir al estreno de la nueva producción de Gloriana, de Benjamin Britten, en una nueva producción del Teatro Real, en coproducción con la English National Opera y la Vlaamse Opera de Bélgica y uno de los más esperados de la presente temporada.

Palcos del Teatro Real
Palcos del Teatro Real

Para esta primera reunión, el World Opera Forum ha querido fijar la mirada en el futuro, centrándose en analizar el devenir de la ópera en un mundo cada vez más globalizado. Cuatro grandes temas vertebrarán el debate, articulando la discusión en los diferentes grupos participantes:

Patrimonio cultural (coincidiendo con el Año Europeo del Patrimonio Cultural)

─ ¿La ópera corre el riesgo de morir bajo el peso de su herencia?

Nuevas óperas

─ ¿Las nuevas creaciones pueden recuperar su lugar en el corazón de la ópera, como ocurre con el teatro o el cine?

Diversidad

─ ¿Cómo puede la ópera tener sentido para un público heterogéneo y reflejar la sociedad del siglo XXI?

Patrocinio

─ ¿Cómo desarrollaremos nuestra capacidad para defender la ópera en el contexto de nuestras democracias?

Exterior del Teatro Real
Exterior del Teatro Real

Cada uno de estos temas será impulsado por una serie de breves intervenciones, que funcionarán como una suerte de ‘provocaciones’ para el inicio de unos debates, que se pretenden agiles y animados, por parte de 12 delegados de diferentes ámbitos del mundo de la ópera – gestores, compositores, directores de escena, directores musicales, intérpretes, etc. -, dirigidos por un moderador experimentado. Una fórmula para que los enfoques sobre cada tema puedan verse desde perspectivas muy diversas y las conclusiones resulten más ricas y diversas.

De este modo, es decir, como impulsor y anfitrión de la primera edición del World Opera Forum, el Teatro Real afianza su prestigio internacional y contribuye de manera activa para la difusión de la ópera como un arte vivo, multidisciplinar, global y abierto, con un hondo poder emocional y transformador.

Publicidad

Comentarios