Al menos 50 personas han muerto y 200 han resultado heridas a causa del tiroteo que se desató el domingo por la noche (hora local) durante un concierto de música country celebrado frente al Mandalay Bay Casino de Las Vegas.

Publicidad

El suceso ha ocurrido alrededor de las 22.00 (hora de Las Vegas) cuando se celebraba un concierto de música country en la explanada situada frente al casino. “Estaban disparando desde algún punto alto. Estaban descargando bala tras bala”, ha contado uno de los asistentes.

La policía, que mandó equipos del escuadrón de élite SWAT a los alrededores del casino, confirmó en Twitter que el sospechoso, que había disparado desde el piso 32 del hotel Mandala Bay, ha sido “abatido” y que creía no había más atacantes en el lugar. Era un residente local, del que se desconoce su identidad. La policía busca ahora a una mujer, compañera sentimental del atacante.

Era la tercera y última noche de un festival de música country, que se celebra desde hace cuatro años, delante del hotel-casino Mandala Bay. Jason Aldean estaba en el escenario cuando se escuchó la primera ráfaga de disparos. A los pocos segundos dejó de sonar la música. Después los disparos continuaron y se desató el pánico.

“Comenzó como un ruido de cristales rotos. Miramos alrededor para saber qué pasaba. Pensábamos que eran fuegos artificiales o petardos. Pero eran disparos”, relataba Monique Dekerf, una espectadora del concierto, a la agencia France Presse. “Por un momento pensamos que estábamos bien, que ya habían pasado los disparos, pero luego ha vuelto a empezar”.

Escuché disparos, cogí a mi pareja y empezamos a correr. Era el caos. Un hombre estaba cubierto de sangre, ahí es cuando comprendí que algo serio estaba pasando. Tuvimos mucho miedo”, cuenta Mike Thomson, un turista londinense que estaba de vacaciones en Las Vegas, en declaraciones recogidas por la BBC.

En este vídeo publicado en Twitter puede verse y oírse la ráfaga de disparos:

Publicidad

Comentarios