El Ayuntamiento de Barcelona que dirige Ada Colau ha tenido que retirar el test de drogas que quería hacer a niños y adolescentes en las fiestas de la ciudad. Una campaña por el “consumo consciente” que levantaba una gran polvareda.

Publicidad

El programa de las Fiestas de Santa Eulália, que se celebran estos días en Barcelona, incluía un testeo de drogas a niños y adolescentes que causó un gran revuelo. Bajo el nombre de “Energy Control: testeo de drogas químicas y cannabis para comprobar la composición de las drogas en el mercado catalán y promocionar un consumo consciente”, la actividad ha sido retirada.

Tanto el Ayuntamiento de Colau como los organizadores, han reconocido que ha sido un “error” incluir esta actividad y han decidido suspenderla. Sobre todo, después de que PP y Cs lo pidieran y exigieran responsabilidades.

Carina Mejías (Cs) era una de las que celebraba en Twitter la retirada de esta actividad para la juventud e infancia de la ciudad.

El test de drogas iba a celebrarse el próximo 17 de febrero junto a otras actividades enfocadas a la juventud. Entre ellas, talleres sobre salud o circuitos de movilidad. También juegos sobre los tabús en el colectivo LGTBI o karaoke entre otras cosas.

El día terminará con un concierto pensado para el público juvenil y una carpa en la que se encargarán de “informar, prevenir y reducir los riesgos asociados al consumo de drogas”.

Sorpresa por el revuelo

Desde la asociación organizadora se han mostrado sorprendidos por el revuelo. Además, han explicado que nunca cerraron ni concretaron la actividad y que son los primeros en no entender cómo ha habido un error en la programación “que puede dar lugar a confusiones”.

Y es que aunque en su trabajo habitual sí ofrecen talleres sobre la composición y adulteración de drogas y test de sustancias tóxicas, aseguran que se realizan únicamente en festivales nocturnos y nunca a menores de edad.

Publicidad

Comentarios