El productor, director y actor porno Ignacio Allende Fernández, más conocido como Torbe, publicaba hace unos días un vídeo en su canal de YouTube en el que explicaba cómo había sido su estancia en la cárcel de Estremera, donde ahora están presos el exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, y otros cinco exconsellers.

Publicidad

Torbe, que pasó seis meses en la cárcel de Estremera acusado de delitos de trata y blanqueo y que desde hace un año se encuentra en libertad provisional tras pagar 100.000 euros de fianza, asegura que “las cárceles no son hoteles de cinco estrellas ni se vive como un rey”.

Estar en la cárcel es una puta mierda. Lo primero es porque estás incomunicado del mundo. Sólo puedes hacer ocho llamadas telefónicas de cinco minutos cada una a la semana. Y si quieres ver a algún familiar sólo puedes hacerlo los sábados o los domingo durante 40 minutos. A través de un cristal y con el telefonito, como en las películas”, afirma.

El director porno también explica lo duro que es hacer “todos los putos días lo mismo, desde que te levantas hasta que te acuestas” y trata de desmitificar algunas de las creencias que hay sobre las instalaciones de Estremera. Así, dice que el gimnasio es una habitación con dos máquinas, una de las cuales es un banco, y que hay siempre una cola tremenda, y al polideportivo sólo se puede ir una vez a la semana durante dos horas. También habla sobre la supuesta piscina climatizada: “La tienen vacía porque una periodista dijo en televisión que ‘viven como reyes’ y el director de la prisión se acojonó y la cerró”.

Torbe también se refiere a la comida: “¿Sabéis la basura que daban ahí? Es absolutamente espantosa. Había muchísima gente que cogía la bandeja y la tiraba directamente a la basura y después se iban al economato a comprar latas de atún, mejillones o salchichón. El desayuno es un chiste: un vaso de café con leche (que no puedes elegir cuánto café quieres) y una galleta María con mantequilla y mermelada. Eso todos los putos días. ¿Tú sabes lo que es estar ahí 10 años comiendo lo mismo?”.

Sobre las supuestas actividades culturales que hay en la cárcel, Torbe cuenta que es mentira y que lo único que te entretiene ahí es la televisión y, en su caso, leer. “Me leí 230 libros”, dice. Y sobre el deporte que se puede hacer afirma que se limita a “dar vueltas en el patio como un hámster y hacer un poco de pesas”.

¡Cuánta ignorancia hay! No sabéis lo terrible que es estar en la cárcel. Es una locura. Es un puto manicomio. Encima tienes que estar soportando a gente que está mal de la cabeza, gente que en tu vida te relacionarías con ellos, gente violenta que se pelea con otros, ruido…”.

Torbe cuenta que compartió prisión con el exdirigente madrileño Francisco Granados, presunto cabecilla de la ‘trama Púnica’. “Dicen que a los políticos se les trata como a reyes y eso es mentira. Yo estuve con Granados y eso es mentira. Había veces que le puteaban y se oían gritos de otros presos que le insultaban y no tenía ningún trato de favor”.

Para finalizar, el director porno señala: “Oigo y leo a los periodistas decir unas tonterías sobre la cárcel que me quedo flipando. Basta ya de tanta tontería. Estar en la cárcel es una puta mierda. Y además hay un problema añadido, que en cualquier momento viene un tío y te raja. Me niego escuchar a gente que no ha estado en la cárcel hablar de la cárcel porque no tiene ni puta idea de lo que es”.

Publicidad

Comentarios