Una de las imágenes más destacadas que dejó la ceremonia de inauguración de los Juegos Mediterráneos en Tarragona fue el aplauso de Quim Torra, presidente de la Generalitat, al himno de España.

Publicidad

En un acto reflejo, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, aplaudió este viernes el himno de España en la inauguración de los XVIII Juegos Mediterráneos, que se celebrarán en los próximos días en Tarragona. El jefe del Ejecutivo catalán se encontraba en el palco de autoridades junto al Rey Felipe VI y al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Como ya sucedió en el Gran Premio de Catalunya de motociclismo, los signos independentistas hicieron acto de presencia al mismo nivel institucional que los símbolos nacionales. De hecho, más allá del lazo amarillo que Torra lucía en su solapa, justo antes de que por megafonía sonase el himno nacional, y mientras las autoridades ocupaban sus asientos, sonó ‘Els Segadors’.

El himno español fue recibido con aplausos por una parte del estadio y con abucheos por otra. Durante la ceremonia, se vieron banderas españolas, catalanas, independentistas y también alguna europea. En varios momentos del acto, una parte de la grada se intercambió con otra gritos de “Llibertat” -en alusión a los presos independentistas- y de “Viva el Rey”, pero las proclamas quedaron la mayoría de veces ahogadas por la música, una de las protagonistas de la ceremonia.

En otro momento de la ceremonia, Torra se llevo un sonoro abucheo de buena parte del príblico La escena se produjo cuando el alcalde, Josep Fèlix Ballesteros, saludó a las autoridades presentes. Así, citó al Rey Felipe VI y al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, entre otros nombres, y los silbidos se oyeron al pronunciar el nombre del presidente catalán.

Antes de su llegada al estadio, Torra había participado en la manifestación convocada por la Asamblea Nacional Catalana (ANC) para protestar por la presencia del Rey en Cataluña.

CAMBIO DE POSTURA

Torra no decidió hasta este mismo viernes su asistencia al acto, ya que el Govern ha puesto en la diana al monarca desde que el pasado 3 de octubre de 2017 hiciera un discurso contrario a los planes independentistas del Ejecutivo catalán de entonces.

En una comparecencia por la mañana en la sede de la Generalitat, Torra rectificó y anunció su presencia en Tarragona a la vez que la ruptura de relaciones con la Corona. Según dijo, a partir de ahora ni él ni ningún miembro del Govern acudirá a actos convocados por Casa Real ni invitarán a Felipe VI a actos institucionales de la Generalitat. Además, renuncia a la vicepresidencia de honor de la Fundación Princesa de Girona (FPdGi).

 

Publicidad

Comentarios