El mayor de los Mossos, Josep Lluis Trapero, no se ha presentado a la reunión de coordinación policial para el 1-O, enviando a su número dos en su lugar.

Publicidad

En su cuenta de Twitter, los Mossos han anunciado, de manera muy aséptica y sin entrar en detalles, que asistirían a la reunión de coordinación para, entre otras cosas, transmitir “que hemos solicitado a Fiscalía que inste la Comisión de Coordinación Policía de Cataluña”.

En su tuit, algunos preguntaban precisamente por qué el mayor Trapero no se ha presentado, enviando a su número dos. Así, Ferran López, comisario superior de coordinación territorial de los Mossos, quien ha acudido a la reunión convocada por Diego Pérez de los Cobos, director del Gabinete de Coordinación de la Secretaría de Estado de Seguridad y el encargado de llevar a cabo las acciones de todos los cuerpos y fuerzas de seguridad para el 1-O.

Convocado junto al responsable de la Guardia Civil en Cataluña, Ángel Gozalo, el jefe de la Policía Nacional en Cataluña, Sebastián Trapote, y el jefe de la Guardia Urbana de Barcelona, Evelio Vázquez, Trapero ha decidido enviar a su número dos, siendo el único de los máximos responsables que no ha acudido a la cita.

Algunos han visto este gesto como un claro desafío de Trapero a las órdenes, pero el hecho de que haya enviado a su segundo, demuestra que los Mossos, como ya advirtieron en un comunicado este pasado sábado, acatarán la decisión de jueces, fiscales y leyes.

Otros, han querido convertirle en un apoyo más a la causa independentista catalana, asegurando que ha logrado echar un pulso al Estado y desafiar las órdenes recibidas. Muchos, también, le retratan como un ‘lacayo’ del Gobierno catalán.

Ha habido quien incluso ha pedido su destitución por no asumir una responsabilidad que se le presuponía a él como jefe de los Mossos, quienes este pasado domingo mostraron todo su apoyo a Trapero en un tuit desde el Sindicato del cuerpo autonómico catalán, en el que expresaban que se mantenían fieles a él.

Publicidad

Comentarios