Cassandra Vera ha sido absuelta por el Supremo tras la condena por los chistes que sobre Carrero Blanco hizo en Twitter. Y, en la misma red social, la tuitera celebraba la noticia con un tuit lleno de intenciones.

Publicidad

“Muy contenta” por lo que ha calificado de “calvario”. Así se expresaba Cassandra Vera tras conocer la resolución del Tribunal Supremo a su caso. La tuitera fue condenada por escribir 13 tuits burlándose del asesinato de Carrero Blanco. Todos ellos lanzados en la red social entre 2013 y 2016. En marzo de 2017, la Audiencia Nacional sentenciaba un año de cárcel y siete de inhabilitación absoluta por enaltecimiento del terrorismo en su modalidad de humillación a las víctimas.

El Tribunal Supremo considera ahora que la repetición que hizo en Twitter de esos chistes es de mal gusto pero no para sanción penal. Reconocen que pueden ser “reprochables social e incluso moralmente en cuanto mofa de una grave tragedia humana”, pero no son delito de prisión.

Cassandra ha reaccionado rápidamente en Twitter a la absolución del Supremo. En un tuit cargado de intenciones, -con un gif del coche volador de ‘Harry Potter’-, la tuitera reconoce que ha puesto fin a “un calvario”. Aunque también apela a la libertad de expresión y reivindica que se luche para evitar sentencias como la suya y la de Valtonyc.

Los 13 tuits

Cassandra Vera era condenada por un total de 13 tuits que lanzó desde su cuenta. En ellos, frases como “ETA impulsó una política contra los coches oficiales combinada con un programa espacial”; “Kissinger le regaló a Carrero un trozo de la luna, ETA le pagó el viaje a ella”; “Película: ‘A tres metros sobre el cielo’. Producción: ETA films. Director: Argala. Protagonista: Carrero Blanco. Género: Carrera espacial” o “Elecciones el día del aniversario del viaje espacial de Carrero Blanco. Interesante”.

Los magistrados han recordado que chistes como estos han estado repitiéndose durante años. Y que todos ellos juegan con el hecho de que el coche en el que viajaba Carrero Blanco surcara el espacio “y acabara cayendo dentro de un edificio”.

El Supremo ha destacado que los tuits de Cassandra “no contienen ningún comentario ácido contra la víctima del atentado ni expresan frases o comentarios hirientes, lacerantes o ultrajantes contra su persona o cualquier aspecto concreto de su vida pública o privada”.

Publicidad

Comentarios