El nuevo presidente del Parlamento de Cataluña será Roger Torrent, diputado de ERC. Politólogo y alcalde de Sarrià de Ter (Gerona), a sus 38 años será el político más joven en ocupar ese puesto.

Publicidad

Roger Torrent (38 años), diputado de ERC, se convertirá este miércoles en el nuevo presidente del Parlamento de Cataluña fruto del pacto de los republicanos con Junts per Catalunya. Será el más joven de la historia.

Nacido en Sarrià de Ter (Gerona) el 19 de julio de 1979, Roger Torrent es un valor al alza del partido desde que en la pasada legislatura cobró protagonismo como portavoz adjunto de Junts pel Sí en el Parlament. Es considerado como hombre de confianza de Oriol Junqueras y Marta Rovira.

El diputado electo republicano está licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y tiene un máster en estudios territoriales y urbanísticos por la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) y por la Pompeu Fabra (UPF).

Roger Torrent empezó su carrera política como miembro de las juventudes de ERC, las JERC, a las que se afilió en 1998, y dos años después empezó a militar en el partido. Es alcalde de Sarrià de Ter (Gerona) desde 2007 -obtuvo más del 70% de votos en las municipales de 2015-. Es diputado en el Parlament desde 2012, por lo que esta será su tercera legislatura en la Cámara. Y en las elecciones del 21 de diciembre fue el número 2 de los republicanos por Gerona.

SU CAMBIO FÍSICO

Pero lo que más ha sorprendido de Roger Torrent es su espectacular cambio físico. Son muchos los que están comentando en las redes sociales una comparativa del aspecto actual del diputado respecto al que mostraba en el cartel para las elecciones autonómicas catalanas de 2012.

Entonces llevaba gafas de pasta, estaba completamente afeitado y tenía una cara donde predominaban las formas redondeadas. Ahora, ha dejado atrás las gafas y luce una cuidada barba, presentando una cara más afilada.

“SERÁ UN HONOR”

Las primeras palabras de Roger Torrent han sido para la presidenta del Parlament saliente: “Si obtengo la confianza mayoritaria de la Cámara, será un honor suceder en el cargo a Carme Forcadell, que ha defendido como nadie esta institución y trabajaré para estar a su altura”.

El candidato también ha afirmado que su principal objetivo será “volver a poner la institución al servicio de la ciudadanía y no de las fuerzas del 155 y materializar el mandato democrático del 21 de diciembre”.

Publicidad

Comentarios