El fallecimiento de Ángel Nieto se confirmaba tras varias horas debatiéndose entre la vida y la muerte. Rápidamente, los usuarios de Twitter lloraban el adiós al ex piloto de motos, eterno 12+1 y uno de los deportistas más laureados de España.

Publicidad

Según confirmaban fuentes de su entorno al diario ‘El Mundo’ a última hora de la tarde de este jueves, Ángel Nieto fallecía a los 70 años tras no poder superar las heridas sufridas en la cabeza tras sufrir un accidente cuando conducía un quad en Ibiza. Ingresado desde entonces, luchaba por su vida hasta que este jueves, y tras una leve mejoría horas antes, sufría un edema cerebral.

El expiloto era operado de urgencia y tras unas horas críticas, nada se podía hacer por salvar su vida. El eterno 12+1, campeón de motociclismo, comentarista y leyenda del deporte español moría en el hospital, rodeado por amigos y familiares, que no se han separado de él desde que sufriera el fatídico accidente el pasado 26 de julio.

En Twitter, los mensajes de pésame a la familia se multiplicaban tras conocerse el adiós del deportista, que atesoraba 13 títulos mundiales (12+1 como él siempre los calificaba por superstición). Siete de ellos conseguidos en la categoría de 125cc y seis en la de 50 cc le sirvieron para batir un récord mundial tan solo superado por Giacomo Agostini, con 15 títulos mundiales.

En 1993, el Consejo Superior de Deportes le distinguió con la Real Orden del Mérito Deportivo. Su legado, que se extendió con dominio entre 1969 y 1984 fue decisivo para otros pilotos españoles que han seguido su estela. Incluso sus hijos, Gelete y Pablo, -destrozados tras el empeoramiento de su padre este miércoles y posterior muerte-, y su sobrino Fonsi Nieto, también se dedicaron a las motos, teniendo en Ángel al mejor entrenador y consejero.

Criado en una familia muy humilde, vivió en una chabola del madrileño barrio de Vallecas hasta que en 1964, con apenas 17 años, debutaba en el Mundial a los mandos de una moto Derbi. Entonces, terminó en quinta posición. En 1965 firmaría su primer contrato profesional, con Ducati, aunque tuvo que esperar a julio de 1969, de nuevo con una Derbi, para llevarse su primer triunfo mundialista, en el entonces Premio de la República Democrática de Alemania.

Tras su retirada, se dedicó a ser director técnico, al frente de un equipo liderado por Carlos Cardús y Alberto Puig. Además, se hizo muy popular para generaciones futuras tras debutar como comentarista de motos en TVE primero y después en Mediaset.

Publicidad

Comentarios