Iñaki Urdangarin tendrá que ingresar en los próximos días en prisión. El Tribunal Supremo le condena a 5 años y 10 meses de cárcel tras rebajar en cinco meses la pena que le impuso inicialmente la Audiencia de Palma.

Publicidad

El Tribunal Supremo ha reducido en cinco meses la condena impuesta en febrero de 2017 por la Audiencia de Palma a Iñaki Urdangarin por su implicación en el ‘caso Nóos’. Así, la pena de 6 años y 3 meses de prisión pasa ahora a ser de 5 años y 10 meses.

Al ser mayor de dos años, el cuñado del Rey Felipe VI tendrá que ingresar en la cárcel. Será la Audiencia balear la que decida en los próximos días cuándo se produce su entrada.

No obstante, aún tiene en su mano pedir el indulto para solicitar la suspensión de la ejecución de la pena y también podría recurrir en amparo al Tribunal Constitucional, algo poco probable que prospere, ya que este organismo no suele paralizar cumplimientos de condenas que rebasen los cinco años.

El recurso de Iñaki Urdangarín ha sido rechazado casi en su totalidad salvo en lo que se refiere a un delito de falsedad documental en un contrato entre Nòos Consultoría Estratégica y el Gobierno balear, que es lo que ha provocado la reducción de la pena.

LA FISCALÍA PEDÍA ELEVAR LA CONDENA

La Audiencia Provincial de Palma condenó al exduque a seis años y tres meses de cárcel por fraude fiscal, prevaricación, malversación y tráfico de influencias, y a su exsocio Diego Torres a ocho años y medio de prisión por delitos similares, por la organización de los Illes Balears Forum de 2005 y 2006.

En su recurso, la Fiscalía reclamaba elevar la condena de Urdangarin a 10 años (lejos de los 19 años y medio que pedía al comienzo del juicio) y la de Torres, a 12 años y medio (16 años y medio). Por su parte, Urdangarin pidió la absolución, alegando que actuó como un mediador sin conocimientos de derecho administrativo.

Publicidad

Comentarios