Valeria Quer, la hermana de Diana Quer, la joven madrileña asesinada por ‘El Chicle’, ha decidido abrirse un canal de YouTube en el que ha publicado un primer vídeo en el que cuenta cómo vivió la desaparición de su hermana.

Publicidad

La joven Diana Quer desapareció sin dejar rastro el 22 de agosto de 2016, mientras regresaba a la casa de veraneo de su madre. Volvía de las fiestas de A Pobra, en Galicia, donde había estado esa noche. Dieciséis meses después de búsqueda e incertidumbres terminaron el 29 de diciembre con la detención de José Enrique Albuín Gey, alias ‘El Chicle’. Días después la Guardia Civil sacaba el cadáver de la joven de un pozo. Ahora la hermana de la víctima, Valeria Quer, ha decidido contar cómo vivió la desaparición de su hermana.

En un vídeo subido a su canal de YouTube, que acaba de abrirse, la joven explica que la noche anterior su madre, su hermana mayor asesinada y ella estaban en el sofá de su casa, sin ninguna intención de salir. “Mi hermana nos dijo que una amiga suya le había dicho que fuera con ella a las fiestas del pueblo y mi hermana se acabó animando y fue“. A lo que añade: “Mi hermana, por no hacerle a mi madre levantarse e ir a por ella, se volvió sola caminando”.

“Al día siguiente me despertó mi madre y me dijo: Valeria que tu hermana no está”. La hermana pequeña de Diana Quer relata cómo al principio no creía que le hubiera pasado nada. “Al final la cosa se fue alargando y buscamos contactos, pero nadie sabía nada de ella”. Esa misma tarde fueron a comprar carteles; donde describían a Diana y pedían la colaboración ciudadana. Poco después pusieron la denuncia por desaparición.

Después de hablar con la Policía, Valeria cuenta que cuando llegaron a casa, su madre y ella cogieron los edredones y se fueron a dormir juntas al sofá: “Nuestros días se basaron en estar en el sofá con la televisión puesta, esperando noticias que no llegaban y viendo a ver cómo se desarrollaba todo”, aunque no recibieron novedades.

“LA SITUACIÓN NOS SUPERABA A TODOS”

Además, la joven explica lo que sufrió durante esa etapa de su vida y que no podía evitar autoconcienciarse de que su hermana estaba viva, y de que no le había pasado nada malo. No se lo podía ni quería creer. Valeria relata que escribir le ayudaba a despejarse, y que se desahogaba con un diario que le regalaron tras la desaparición de su hermana. En él escribía todos sus sentimientos y reflexiones: “La situación era muy difícil y nos superaba a todos”.

La madrileña ahora encabeza manifestaciones contra la violencia de género. Este viernes asistió a la concentración estudiantil contra la sentencia de ‘La Manada’ en la que portaba un cartel que incidía en el legado de Diana con diferentes fotos. “Mi hermana no está aquí porque es víctima de violencia machista”, ha señalado a los medios, a los que ha asegurado sentirse “muy arropada”. “Venimos a pedir justicia”, ha añadido, mientras se escuchaba ‘Yo soy Diana’ entre aplausos de las asistentes.

Publicidad

Comentarios