David de Gea se cobró su venganza contra Pedro Sánchez durante la visita del presidente a Las Rozas para despedir a la selección española. Fue el único jugador que no le aplaudió después de sus declaraciones cuando se vio salpicado por un caso de abusos sexuales.

Publicidad

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acudió este martes a la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. Lo hizo para despedir a la selección española, que el jueves pone rumbo a Rusia para disputar el Mundial. En un breve acto sobre uno de los campos de entrenamiento, saludó a los 23 jugadores, al cuerpo técnico y al nuevo presidente de la Federación, Luis Rubiales, y les dedicó unas palabras de ánimo. Durante ese encuentro hubo un detalle que no pasó desapercibido. El portero titular, David de Gea, se mostró extremadamente serio y fue el único que no aplaudió el breve discurso del nuevo jefe del Ejecutivo.

Para entender sus razones hay que remontarse dos años atrás. Fue el 10 de junio de 2016, el día en que arranca la Eurocopa de Francia. El nombre de David de Gea es vinculado en un informe policial con una menor de edad que en ese momento era testigo protegido en un caso en el que se acusaba de abusos sexuales al productor de cine porno Ignacio Allende Fernández, popularmente conocido como ‘Torbe’.

Pedro Sánchez es, por aquel entonces, candidato a la presidencia del Gobierno en las elecciones generales del 26 de junio. Y en una entrevista en ‘eldiario.es’ es preguntado por el asunto. “Yo no me siento cómodo viendo a De Gea como portero de la selección española después de ver su nombre salpicado y denunciado por una menor”, dijo.

El candidato Sánchez dejó claro que respeta la presunción de inocencia del jugador español. Pero también subrayó que se pone “del lado de la víctima”, especialmente al tratarse de una menor. “Si me preguntas, yo estoy con ella”, afirmó.

Tanto De Gea como Iker Muniain o Isco, también relacionados con ‘Torbe’, salieron limpios de la investigación policial. Ni Sánchez ni la inmensa mayoría de los que no fueron todo lo prudentes que cabría esperar en un tema tan delicado pidieron disculpas. Y eso es algo que el portero de la selección española y del Manchester United no ha olvidado.

PEDRO SÁNCHEZ HABLÓ CON DE GEA EN PRIVADO

Tras ese incómodo momento vivido en Las Rozas, el presidente Rubiales aseguró por la noche en ‘El Partidazo de COPE’ que Pedro Sánchez habló con David de Gea en privado después del breve acto oficial y que todo quedó arreglado.

“El lío con De Gea se ha resuelto bien. Pedro Sánchez ha estado cercano y cariñoso, ha hablado con él y le ha dicho que se alegraba de que todo se hubiera resuelto bien. Ha demostrado humildad”, explicó el presidente de la RFEF.

Publicidad

Comentarios