Si hay un vídeo que pueda resumir el machismo en el deporte es el de esta niña humillada en un partido de hockey. Unas imágenes que se han hecho virales por el cruel gesto de un adulto.

Publicidad

La situación se producía durante el calentamiento de los Washington Capitals y los Blue Jackets, equipos de la liga de hockey estadounidense. El jugador Brett Connolly se fijaba en una niña que animaba entusiasmada tras los cristales. Pero, sin saberlo, iba a protagonizar un vídeo que bien podría resumir el machismo no sólo en el deporte sino en la sociedad en general.

El deportista quiso recompensar el entusiasmo de la niña regalándole una de las pastillas (‘puck’) con las que calentaba. Sin embargo, fueron necesarios hasta tres intentos. Y es que uno de los adultos que se encontraba detrás de ella decidió entregarle los dos primeros a los dos niños que se encontraban al lado de la pequeña.

En el vídeo puede verse cómo Connolly señala claramente a la niña y lanza el ‘puck’ por encima del cristal que separa la grada de la pista de hielo. Sin embargo, es un adulto el que lo recoge. Y no duda en entregárselo al niño.

La cara de decepción de la niña es notable. Por eso, Connolly no dudó en coger otra pastilla. De nuevo, el mismo procedimiento. El adulto recoge el ‘puck’ y se lo entrega a un segundo niño. Algo que ya provocó el enfado del jugador, que golpeó varias veces el cristal para llamar la atención al hombre.

Dispuesto a que la pequeña no se quedara sin disco, Connelly volvió a repetir la operación. Esta vez sí, cuando los dos niños de alrededor ya tenían sus discos, el adulto le entregaba el ‘puck’ a la niña.

El vídeo, que se ha hecho viral, resume a la perfección el machismo. Y es que el adulto no duda en premiar primero a los niños, pese a que era la pequeña la destinataria del regalo.

“La niña sabe que va a tener que soportar una y otra vez” gestos de humillación como éste, “a menos que deje de amar el deporte”, considera una tuitera.

Muchos han criticado el comportamiento del adulto por “entregar a otros niños un objeto que no era para ellos”. Y han agradecido el gesto al jugador, que no paró hasta que la niña consiguió su ‘puck’.

¿Machismo?

Algunos se han preguntado también si realmente se trata de una imagen de machismo. Y es que hay quien considera que sólo se trata de un mal gesto de un adulto que premia a sus hijos por delante de una niña que no es su familia.

Se desconoce si los pequeños son hijos de este adulto. Pero lo que sí se puede ver es cómo no duda en humillar a la niña y dejarla sin disco antes de que los dos niños consigan algo que no iba para ellos.

Publicidad

Comentarios