El vídeo que tres gijoneses grabaron durante una noche de copas es un auténtico fenómeno viral en Twitter.

Publicidad

Es el vídeo del que todo el mundo habla en las redes sociales en las últimas horas. El momento en el que un hombre desaparece tragado por la tierra -o, para ser más exactos, por una boca de alcantarillado- durante unos momentos de jolgorio en Gijón se ha convertido en un fenómeno viral con el que se están desternillando cientos de usuarios.

En él se ve a tres amigos, ya entrados en edad y ‘ligeramente’ embriagados, en lo que parece una noche de fiesta en Gijón. Encuentran una zona en obras en la calle Vicaría del barrio de Cimadevilla y se ponen a jugar con las vallas, guantes y palés repartidos por el suelo mientras son filmados por otro de sus compañeros.

En un momento dado, uno de ellos levanta uno de los palets sin percatarse que tapaba una alcantarilla. Es ahí cuando inicia su particular viaje al centro de la Tierra al caer por el agujero. Al cabo de unos segundos se escucha un gran golpe que da una idea de la profundidad de la caída.

El estupor de los amigos se transforma en alarma. Se tiran al suelo para comprobar si Capi -que así le llaman- se encuentra bien. “¿Pero qué hiciste? ¿Mancástete? ¿Seguro?”, le dicen desde la boca de la alcantarilla.

Tras el susto inicial, el cachondeo vuelve de nuevo. “¡No te mataste de milagro! ¡Eres un mongol!”, le dice entre carcajadas uno de sus amigos. “Esto es surrealista”, apunta otro, mientras empiezan a preguntarse cómo sacarlo de ahí.

EL RESCATE

El vídeo, subido a Twitter por un usuario llamado Andrés Miura (@_Lukovsky), tiene miles de reproducciones y multitud de comentarios. Muchos se preguntaban cómo habría acabado la aventura y, horas después, ya tienen la respuesta. Y es que la historia tiene segunda parte: también ha sido difundido en las redes el vídeo del rescate.

Los amigos necesitaron la ayuda de otros viandantes para sacar a Capi del agujero. El protagonista sale finalmente triunfal ante el júbilo y aplausos de sus rescatadores y los curiosos que observan la escena.

Publicidad

Comentarios