Barbarie en Bilbao. Una batalla campal entre ultras del Athletic Club y el Spartak de Moscú antes del partido de la Europa League de este jueves ha acabado con la muerte de un ertazina.

Publicidad

Un ertzaina ha muerto este jueves en el Hospital de Basurto tras sufrir un infarto durante los enfrentamientos entres ultras que se han producido cerca del estadio de San Mamés antes del partido de la Europa League entre el Athletic Club y el Spartak de Moscú,

El fallecido es Inocencio Alonso García, de 51 años y natural de Ermua, que se desplomó durante la intervención policial que se produjo cuando se enfrentaron hinchas de ambos equipos en la explanada exterior del estadio.

El viceconsejero vasco de Seguridad, Josu Zubiaga, ha explicado que el agente ha sufrido un desvanecimiento, se le ha atendido en una ambulancia y en el camino ha entrado en parada cardiorespiratoria, no relacionada con ningún tipo de traumatismo, y ha fallecido tras más de una hora de intento de reanimación.

“No consta, en principio, que haya habido ningún contacto violento, a la espera del análisis forense y de las imágenes de la actuación policial”, según ha señalado el viceconsejero en declaraciones a Radio Euskadi.

Agentes de la Policía vasca han cargado minutos antes de las ocho de la tarde contra aficionados del Spartak de Moscú que han lanzado bengalas, diversos objetos y han cruzado contenedores en las inmediaciones del estadio bilbaíno, donde se había establecido un importante dispositivo de seguridad.

9 DETENIDOS

Como consecuencia de los incidentes registrados, un total de nueve personas, al menos cinco de ellas del Athletic, tres rusos y un polaco, han sido detenidas. Además, otras tres personas más han resultado heridas en los altercados como consecuencia del lanzamiento de objetos.

La Ertzaintza había establecido un importante dispositivo para el partido de dieciseisavos de final de la Europa League, tras haber sido declarado de “alto riesgo”. En concreto, estaba compuesto por 500 ertzainas, 100 policías municipales y 200 agentes de seguridad privada contratados por el club de fútbol. Además, tres agentes de la Policía rusa se han desplazado a Bilbao para colaborar con la Ertzaintza.

2.500 ENTRADAS PARA LOS RUSOS

Coordinado con la Policía Municipal de Bilbao y la seguridad privada que dispone el Athletic en San Mamés, se puso en marcha este miércoles coincidiendo con la llegada del grueso de los seguidores del conjunto ruso a Bilbao.

La directiva moscovita solicitó las 2.500 entradas previstas por la normativa UEFA, pero han sido más los seguidores que se han trasladado a Bilbao, ya que varios centenares se han desplazado desde diferentes lugares de la península en los que residen habitualmente, especialmente el levante y el sur.

La Policía de Moscú ha colaborado también para difundir entre los seguidores del Spartak los consejos de seguridad transmitidos por la Ertzaintza, incluidas las rutas por las que deberán acceder a San Mamés.

La previsión de incidentes por la radicalidad de los aficionados rusos llevó además a retrasar una manifestación convocada por los sindicatos con representación en los centros de enseñanza de iniciativa social, a petición de la Policía Municipal de la capital vizcaína.

CONDOLENCIAS EN TWITTER

El Rey Felipe VI, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy o el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se han puesto en contacto telefónico con el lehendakari, Íñigo Urkullu, tras la muerte de un ertzaina en Bilbao -Inocencio Alonso García (51 años y natural de Ermua- después de los enfrentamientos entre ultras del Athletic Club y el Spartak de Moscú antes del partido de la Europa League.

El presidente vasco les ha agradecido su preocupación y les ha aclarado, en la medida de lo posible, los hechos. En Twitter. Urkullu ha expresado la condena “más absoluta” por la provocación y los actos violentos cometidos, así como la solidaridad con la Ertzaintza y el respaldo a su actuación “proporcionada”.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reaccionado en su cuenta de Twitter nada más conocer el fallecimiento del ertzaina, para expresar sus condolencias a la familia y los compañeros del agente y su reconocimiento a la policía vasca “por sus esfuerzos para proteger a quienes sí saben disfrutar del deporte”.

Rajoy ha condenado, asimismo, “enérgicamente los incidentes violentos” en cualquier acto deportivo. También la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, o la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, también ha plasmado en esta misma red social su condena por los incidentes que han dado lugar a este fallecimiento.

Además de transmitir toda su “solidaridad y afecto a la familia y compañeros” del ertzaina fallecido, Sánchez ha recordado que “no es la primera vez que ocurre una tragedia en torno al fútbol” y ha exigido a UEFA “que deje de mirar hacia otro lado y actúe con contundencia”.

RIVERA E IGLESIAS

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha manifestado en Twitter, por su parte, que “los valores del deporte representan justo lo contrario a los enfrentamientos que se han vivido hoy en Bilbao” y ha enviado su pésame “a la familia y compañeros del ertzaina fallecido”.

Mientras, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha señalado: “Consternado por la muerte de un ertzaina en el estadio de San Mamés. Es una vergüenza que unos cuantos salvajes transformen el deporte en dolor”.

También la Policía Nacional y la Guardia Civil han expresado sus condolencias a través de Twitter tras la muerte del ertzaina.

También ha reaccionado en esta red social el seleccionador nacional de fútbol, Julen Lopetegui, que ha lamentado profundamente la muerte del ertzaina y ha condenado rotundamente la acción de todos estos grupos violentos. “Deben estar fuera del fútbol ya”, ha reclamado.

Publicidad

Comentarios