Dos atracadores asaltaron esta mañana la sucursal de Liberbank de Cangas de Onís, Asturias. Un agente de la Guardia Civil resultó herido de bala en un brazo durante la detención de uno de los atracadores, donde se produjo un tiroteo entre ambas partes.

Publicidad

El otro asaltante permaneció atrincherado en el interior durante varias horas con tres rehenes que liberó minutos antes suicidarse con un disparo en la cabeza. Al parecer, este atracador era un delincuente habitual conocido por los cuerpos y fuerzas de seguridad.

Varios agentes mantuvieron rodeada la sucursal de Liberbank, situada en la avenida de Covadonga de la capital canguesa. Además, han estableció un amplio perímetro de seguridad.

Publicidad

Comentarios