Furgones de la Policía Nacional y de la Guardia Civil han salido a primera hora de la mañana del Puerto de Barcelona, con el fin de evitar el referéndum ilegal.

Publicidad

Desde las 5 de la mañana, personas dispuestas a participar en el referéndum ilegal comenzaban a hacer cola en los colegios y centros dispuestos por la Generalitat para votar. Muchos de ellos se trasladaban también al Puerto de Barcelona, donde permanecían cientos de agentes de la Policía y la Guardia Civil a la hora de recibir órdenes. Con el objetivo de ser ‘voluntarios’ e ir retransmitiendo en redes sociales los movimientos de los agentes nacionales, a través de las televisiones que cubren los puntos neurálgicos de este 1-O.

A primera hora, sobre las 6:00 horas de la mañana, varios furgones de la Policía y patrullas de la Guardia Civil abandonan el Puerto de Barcelona para evitar la consulta y en previsión de que los Mossos no tienen pensado cerrar los colegios electorales.

Este sábado también se producía una salida masiva de furgones, aunque confirmaban que se trataba de una cambio de turno. Este domingo, sin embargo, no parece que sea la misma situación.

Publicidad

Comentarios