Síguenos en redes

¿Qué deseas buscar?

Social

Albert Monteys, exdirector de ‘El Jueves’: «el retroceso en libertad de expresión en los últimos años es clarísimo»

El viñetista nos ha explicado que el humor no puede tener límites judiciales. Se puede criticar un chiste, pero no secuestrarlo, sostiene. Además, ha echado la vista atrás a los problemas con la «censura» que ha tenido la revista satírica en los últimos años, en especial con portadas protagonizadas por la Casa Real

El ilustrador Albert Monteys. (Fotografía: Curso Online de Introducción al Cómic)

Albert Monteys (Barcelona, 1971) es un ilustrador español que dirigió la revista satírica ‘El Jueves’ entre 2006 y 2011, además de haber colaborado con este histórico semanario de humor durante 18 años. Ahora, desde que lo dejó en 2014, se dedica a publicar cómics de ciencia ficción en formato digital. Está contento con el cambio, ya que «me vino bien alejarme del humor de actualidad»; nos confiesa en la conversación.

Monteys está preparando el segundo volumen de la serie de ficción ‘Universo’, nominada en 2016 al premio Eisner de Estados Unidos. Además, lanzó el curso online ‘Introducción al cómic digital’, donde se encarga de formar a futuros dibujantes de cómics en versión digital.

En la entrevista con Voz Libre ha reflexionado sobre la calidad de la libertad de expresión en España en la actualidad, y también ha recordado algunos momentos complejos durante sus años en ‘El Jueves’.

«No porque puedas hacer todos los chistes, tienes que hacer todos los chistes»

Albert Monteys

En primer lugar, ha evocado el secuestro de la famosa portada de los Príncipes de Asturias a orden de la Audiencia Nacional en 2007, en la que se les caricaturiza manteniendo relaciones sexuales en el marco de la promulgación del cheque de bebé impulsado por José Luis Rodríguez Zapatero, expresidente del Gobierno. En segundo lugar, le preguntamos por la censura editorial que vivió de cerca: en 2014, RBA, grupo de comunicación propietario de la revista en aquel momento, censuró la portada en la que se anunciaba de forma irónica el traspaso de poderes de Juan Carlos I a su hijo Felipe, ya con Monteys fuera de la dirección.

¿En la democracia española hay libertad de expresión suficiente?

Respuesta: En los últimos años, sobre todo a partir de la portada de El Jueves de 2007, el poder ha ido poniendo cotos a la libertad de expresión de una manera muy clara, refiriéndome al poder judicial. El hecho de que el Estado haga uso de sus herramientas para limitar ciertas expresiones del humor y de la crítica era algo que nos contaban los viejos de El Jueves que pasaba en los 70 y que ya no pasaba en ese momento (2007-2008), pero que en los últimos 15 años ha vuelto a pasar y ya es un tema recurrente en las noticias. Tal humorista, tal rapero ha sido juzgado, denunciado…Mi teoría de todo esto es que esta regresión tiene que ver con Internet, donde la gente opina y se crea un espacio «libre» de debate y hay un momento en el que se le pone coto a eso. Vamos a dar varios castigos ejemplares para que la gente no se piense que se puede hablar de todo en todas partes.

¿Vamos a peor?

Sin duda. En los últimos años se ha visto una clara regresión en materia de libertad de expresión. Ha habido un retroceso clarísimo y se ha instalado en la cabeza de la gente que por un tema de libertad de expresión puedes ser castigado por la Justicia. Es algo además que, los medios generalistas, que sí terminan formando opinión de una manera más masiva porque -no nos engañemos, Twitter tiene una influencia mínima- no terminan de denunciar. No terminan de rebelarse contra el déficit importante que estamos viviendo.

¿Cree que el lenguaje políticamente correcto está autocensurando a humoristas, viñetistas, etc.?

Creo que desde que hay redes sociales, hay humoristas que, para ahorrarse una tormenta en redes de discusiones e insultos, moderan su discurso. Es muy posible que ese paradigma nuevo que hay de tormentas de cancelación acaben haciendo que se piense más qué chiste se hace. Yo he cambiado mi manera de pensar, hay chistes que hice hace 15 años que no haría ahora. Pero esto no creo esto sea autocensura, es establecer por dónde va tu discurso. No porque puedas hacer todos los chistes, tienes que hacer todos los chistes. Tienes que hacer los chistes que te representen. Si un chiste racista te representa, igual deberías revaluarte como persona. Pero sí que es verdad que el hecho de que ahora todo el mundo esté opinando constantemente sobre cualquier cosa, creo que modera el discurso de muchos humoristas.  

En 2007, la portada realizada por Guillermo Torres y Manel Fontdevila sobre los, por aquel entonces, Príncipes de Asturias, fue secuestrada por la Audiencia Nacional. Se le aplicó a la revista, además, una multa de 6.000€ ¿Acepta que la Audiencia Nacional viera calumnias e injurias contra la Corona en esta portada?

El humor puede ser insultante, pero entra dentro de los supuestos de la libertad de expresión. El sujeto del chiste se puede sentir ofendido. El problema en este caso concretamente es que hay una serie de mecanismos legales que hacen que si alguien hace un chiste en el que tú eres el protagonista y te parece injurioso, puedes denunciar. Pero El Príncipe no es un ciudadano normal, sino que es parte del aparato del Estado. Con lo cual, en este caso, eran injurias al Estado. Por eso nos juzgaron en la Audiencia Nacional y no en un Juzgado de Barcelona -en la Audiencia se juzgan a los terroristas, por ejemplo-. Fue la Audiencia porque lo que habíamos injuriado afectaba directamente a una institución, no a una persona. Pero nosotros en principio dábamos por hecho que esa portada entraba dentro de los principios de libertad de expresión. El chiste que sacamos era una obra de ficción, en la que utilizábamos la figura del Rey en una situación de ficción para hacer un chiste sobre la política de natalidad.

¿Llegaron a tener miedo de que les encarcelaran aunque fuera unos meses?

La verdad es que no. Si la denuncia se produjera ahora sí que estaríamos más preocupados. Pero en ese momento pensábamos que era imposible y que sería ridículo que acabaran encarcelados. Al final se les puso una multa y una pena casi simbólica. Acabaron concluyendo en cierto modo que la denuncia no les salió a cuenta, ya que se terminó produciendo el efecto Streisand, la portada la vio más gente de la que ellos pensaban que la verían. Y el asunto terminó derivando en un debate público sobre la Corona otra vez. La verdad es que en ningún momento tuvimos miedo, y ahora sí lo tendríamos. 

«El único activo que tiene un humorista es su credibilidad»

Albert Monteys

¿Cree que se sobreprotege en exceso a la Casa Real?

Es algo que siempre me ha sorprendido. Creo que en la práctica no es rentable pero sí que es verdad que desde el principio de la democracia en este país la Corona se consideró un asunto intocable. Yo creo que al ser tan fácil desmontarlo a nivel teórico.. Es muy difícil argumentar por qué el Jefe del Estado es una figura impuesta por una saga centenaria y por qué ese cargo pasa de padres a hijos y por qué ese cargo no lo puede ostentar una mujer si hay un hombre…Me parece tan absurdo, tan medieval que, o lo blindas de una manera absoluta o es que, a la que abres el debate, se cae por su propio peso.

(I) Portada que publicó la revista en junio de 2014. (D) La portada que iba a ser publicada

En 2014 volvieron a verse envueltos en un episodio desagradable por dibujar una portada sobre la Casa Real, en este caso acerca de la abdicación del rey Juan Carlos I. RBA, y no la Justicia en este caso, censuró la viñeta y muchos dibujantes de ‘El Jueves’ decidieron marcharse. ¿Cómo recuerda este momento?

Muy triste. De hecho, cuando la portada de 2007, RBA nos acababa de comprar. Hasta ese momento El Jueves era una revista cuyos dueños eran dibujantes con una sensibilidad para entender lo que suponía dirigir la revista. Después llega RBA en 2007, justo después de comprarnos ocurre lo del secuestro y nos apoya yo creo porque entendían que para el negocio era bueno, ya que la revista esa semana se vendió muchísimo. Pero en 2014 hacemos una portada mucho más suave, una portada que la hicimos en 3 horas porque el rey abdicó y había que cerrar el número rápido, así que fue la primera idea que se nos pasó por la cabeza. Y, sin darnos ninguna otra explicación, una portada que estaba impresa, se retiró de las camionetas de reparto y se puso otra portada. Pero además se nos pidió que mintiéramos a los lectores. Nos dijeron que teníamos que decir que anunciamos la portada de el Rey por error y que la portada buena es esta otra. Cosa que era mentira. El único activo que tiene un humorista es su credibilidad, saber que haces los chistes con libertad de opinión. En el momento en que claudicas, has perdido el único capital que tienes. De este modo, un montón de dibujantes asumimos que en estas condiciones no se podía trabajar. También hay que decir que estábamos muy mal acostumbrados porque en los primeros 40 años de historia de El Jueves podíamos hacer lo que nos diera la gana prácticamente y era un espacio libre. No nos tomábamos nadie bien que nos dijeran lo que teníamos que decir. 

Y la pregunta del millón…David Suárez, Chris Rock o Ricky Gervais son humoristas que juegan con los límites de la risa ¿Cree que el humor tiene límites?

Es muy difícil dar una respuesta concreta a esto más allá que abrir el debate sobre el tema. El humor que hago yo tiene los límites de mi opinión, las cosas que yo creo que son ponibles en un chiste. Tengo chistes de hace 20 años que ahora mismo no haría, porque he evolucionado, he cambiado de opinión y por lo tanto creo que ahora mismo no haría. Otra cosa es que los límites al humor y los límites a la libertad de expresión en general y el humor, que quizá sea la manifestación más extrema de la libertad de expresión, los ponga un juez. El límite no lo puede poner un juez, el límite te lo puede poner la persona que está delante tuyo diciéndote que ese chiste le parece una tontería, aunque tú tienes derecho a hacerlo. Que alguien en Internet por ejemplo se ofenda por un chiste tuyo, no está limitando tu libertad de expresión porque tú el chiste lo puedes hacer y el otro te puede decir que no le gusta. Pero cuando el límite lo pone un juez o un grupo armado, por ejemplo, son límites que no está bien que existan. No estoy a favor de vetar un chiste como el de David Suárez, estoy a favor de debatir sobre el chiste. Pero pueden expresarse y comunicarse.     

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede interesarte

Mundo

Los Reyes de España, Felipe VI y Letizia asisten junto a los reyes eméritos al funeral de Estado de la Reina Isabel II junto...

Mundo

El funeral de Estado de la reina Isabel II congrega a más de 2.000 invitados en la Abadía de Westminster, entre casas reales, jefes...

Mundo

Putin se reúne con su homólogo indio en el marco de la Cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghai, celebrada en Uzbekistán, donde...

Social

Rosalía cierra una semana de conciertos en Madrid y Barcelona de su gira mundial "Motomami World Tour"

Dinero

La compañía culpa al magnate de Tesla de las pérdidas al coincidir con el período de su intento de compra

Social

El humorista ha sido aclamado en redes sociales por un incisivo mensaje sobre el "esfuerzo" en tiempos difíciles y la necesidad de arrimar el...

Social

Las dos artistas españolas invierten la letra de "Los días de la semana" de 'Los payasos de la tele' para crear el nuevo himno...

Social

Manuel Ransán, responsable de menores en el Instituto Nacional de CIberseguridad, ha comparecido en Les Corts Valencianes para explicar la realidad del ciberacoso y...