El Gobierno australiano ha ofrecido una recompensa de 61.500 euros a todo aquel que ofrezca información sobre la aparición de agujas de coser escondidas dentro de fresas. El Ejecutivo ha ordenado una investigación ante la alarma generada por todo el país.

Publicidad

Alerta en Australia por la aparición de agujas de coser escondidas en fresas comercializadas en el país. El Gobierno ha ordenado una investigación. También ha ofrecido una recompensa de 61.500 euros a todo aquel que ofrezca alguna pista.

Las agujas han sido encontradas en fresas empaquetadas de seis marcas distintas vendidas en varios supermercados de cuatro estados de Australia, por lo que el tema se ha convertido en un caso de interés nacional. Al menos un hombre ha sido hospitalizado tras ingerir una de esas fresas con una aguja insertada en su interior.

Uno de los afectados por las frutas contaminadas colgó un post en Facebook denunciando los hechos. Joshua Gane relató cómo un amigo suyo mordió una fresa y se tragó la mitad de una aguja de coser: “Ahora estamos en urgencias porque comenzó a experimentar dolor abdominal severo”.

Just posting this as a warning to anyone that has bought strawberries (Berry Obsessions) from Woolworths recently….

Publiée par Joshua Gane sur Samedi 8 septembre 2018

Dos supermercados y tres empresas productoras de fresas ya han retirado su producto de inmediato de las tiendas. “Este es un crimen terrible y un ataque general contra los ciudadanos. También es un ataque contra una industria en específico”, señaló el ministro de Salud, Greg Hunt.

¿Un sabotaje de un extrabajador?

La principal hipótesis que manejan en estos momentos las autoridades australianas es que podría tratarse del sabotaje por parte de un extrabajador. “No vamos a especular en este momento. Estamos en la primera etapa de la investigación”, dijo al canal 9 el jefe superintendente en funciones del estado australiano de Queensland, Terry Lawrence, que añadió que se analizan “todas las opciones”.

Mientras continúan las investigaciones, se ha pedido a los consumidores que corten la fruta antes de consumirla.

Publicidad

Comentarios